YUGOSLAVIA, AL BORDE DE LA DESINTEGRACIÓN

La masiva intervención del Ejercito en Eslovenia abre la puerta a la guerra civil yugoslava

Una intervención masiva del Ejército yugoslavo en Eslovenia, con varios focos de combate con las Fuerzas Armadas de la República y un número indeterminado pero al parecer numeroso de víctimas marcaron ayer lo que parecía ya la primera jornada de una guerra civil que amenazaba a este país balcánico desde hace meses. A primeras horas de la madrugada de hoy, informaciones sobre una intervención de carros de combate en la ciudad croata de Osijek y movimientos de tanques en el campamento militar Mariscal Tito, cercano a Zagreb, parecían romper ya toda esperanza de una solución negociada para evitar un baño de sangre aún maYor.

Más información
Moscú y la OTAN respaldan la unidad del Estado balcánico
A la espera del desenlace
El Gobierno federal pide una tregua de tres meses para evitar el derramamiento de sangre

Zagreb, fuertemente protegida por sistemas antitanque, resistirá por las armas, según los dirigentes de la república de Croacia. La masiva operación en Eslovenia se produjo con despligue de centenares de tanques, blindados, transportes de tropas, helicópteros y aviones de combate.El Ministro de defensa de Eslovenia, Janez Jansa, manifestó ayer en la televisión croata que sus fuerzas habían derribado seis helicópteros del Ejército y que se habían producido "más de cien muertos y heridos en ambas partes". "Ha estallado la guerra en Eslovenia", sentenció Jansa ante una inmensa audiencia de croatas que temen que en las próximas horas se pueda decir otro tanto de Croacia, la otra república que con Eslovenia proclamó su independencia de Yugoslavia el pasado martes. Jansa declaró que en uno de los quince tanques destruidos o inutilizados por sus fuerzas de 'defensa se encontraron documentos de un plan para la neutralización de todos los órganos políticos de la república.

Si se confirma en las próximas horas el intento del Ejército de ocupar Croacia como hizo ayer con Eslovenia el conflicto inicial entre las fuerzas armadas federales y republicanas se trasladará inmediatamente a la población civil serbia y croata en las regiones en que conviven. "La guerra civil parece ya servida", señalaban ayer croatas en Zagreb que advertían que el Ejército podría haber escapado ya del control del gobierno federal de Ante Markovic.

Fracaso en Belgrado

En Belgrado, la jefatura colectiva del Estado yugoslavo fracasaba de nuevo en el intento de lograr una salida pacífica a la crisis, ya en el mismo umbral de la guerra después de la respuesta de las autoridades federales a la proclamación de independencia de Eslovenia y Croacia. Hoy mismo podría abrirse otro frente violento con la anunciada anexión de parte de Bosnia-Herzegovina por parte de las milicias radicales de la autoproclamada región serbia autónoma de Krajina en territorio croata.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El Gobierno serbio del presidente Slobodan Milosevic advirtió que "tomará todas las medidas para proteger a los serbios en toda Yugoslavia" si el Ejército no interviene con éxito. La dirección serbia ha responsabilizado al Gobierno croata de las tres muertes que causó el tiroteo que se produjo en Glina al asaltar serbios radicales la comisaría.

El alto mando militar envió una carta al presidente esloveno Milan Kucan advirtiéndole que cumplirá la orden de tomar todos los puestos fronterizos de la república y que cualquier resistencia será aplastada "según las reglas de combate".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS