Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno camboyano rechaza a la ONU para supervisar a paz

El príncipe Norodom Sihanuk, ex jefe de Estado camboyano, anunció ayer en la ciudad balnearia de Pattaya, al sureste de Bangkok, que el Gobierno de Phnom Penh rechaza la supervisión de las Naciones Unidas del plan de paz para Camboya.

Pese a este rechazo, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, aceptó el domingo un alto el fuego con el frente guerrillero. Sihanuk preside el organismo provisional Consejo Nacional Supremo (CNS), amparado por las Naciones Unidas y que debería regir en teoría el tránsito del país a la democracia.

Las fracciones guerrilleras camboyanas, incluidos los radicalizados jemeres rojos, han aceptado el principio de elecciones libres, régimen pluripartidista y economía de mercado, que forman parte del plan de paz. El Gobierno de Phnom Penh aceptó el cese del fuego y el compromiso de todas las partes de abstenerse de adquirir armamento.

Sihanuk declaró ayer que el CNS estaba discutiendo cómo se habría de supervisar el cese el fuego sin la participación de las Naciones Unidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 1991