Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid propone un nuevo reparto de los mercados de futuros y opciones

El Mercado de Opciones Español (Mofex), con base en Madrid, ha ofrecido a la Generalitat, al Mercado de Futuros (Meff) y a la Bolsa de Barcelona la creación de una sociedad holding con sede en Barcelona, tenedora de las acciones de sendas empresas de futuros y opciones. Mofex propone el reparto del mercado de forma que Madrid asuma la renta variable, y Barcelona, la renta fija.

El consejero de Economía de la Generalitat, Maciá Alavedra, que ha ofrecido 1.000 millones para que ambos mercados se fusionen y se gestionen desde Barcelona, aprovechó ayer la constitución del lobby Barcelona Centro Financiero Europeo para rechazar la propuesta y reclamar la concentración de ambos mercados en Barcelona.Josep Manuel Basáñez y Matías Rodríguez Inciarte, presidentes de los mercados de futuros y opciones, respectivamente, se reunirán esta semana para acercar definitivamente sus posiciones antes de pedir a sus consejos de administración que se pronuncien sobre la estructura del mercado de futuros y opciones español.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que preside Luis Carlos Croissier, ha alentado a las partes a alcanzar un rápido acuerdo en unas negociaciones que duran ya cinco meses y no autorizará nuevos contratos sobre opciones y futuros hasta que el Meff y el Mofex lleguen a un acuerdo.

La solución de constituir una única sociedad con sede en Barcelona y gestionar desde ella todas las operaciones de renta fija y variable es apoyada por la Generalitat, el Meff y la Bolsa de Barcelona. La Bolsa de Madrid es la principal partidaria de que la capital tenga una importante participación en el nuevo diseño de este mercado.

Maciá Alavedra está jugando todas sus bazas y -con la condición de que las negociaciones se salden a favor de Barcelona- ofreció hace cuatro meses 1.000 millones de pesetas para la sociedad resultante de la hipotética fusión.

En los últimos días, la Generalitat ha tenido conocimiento de que un grupo mayoritario de bancos accionistas del Mofex se inclinan por fundir las acciones de esta sociedad con las del Meff y crear un holding con sede social en Barcelona. La Generalitat acoge favorablemente este ofrecimiento, pero no acepta la propuesta de que Madrid se quede con las operaciones de renta variable (acciones, índices y divisas, fundamentalmente) y Barcelona con la renta fija (bonos).

El Gobierno catalán argumenta que la concentración en una única plaza dará mayor eficiencia al mercado, permitirá reducir costes y comisiones, y lo hará más competitivo. Alavedra quiere exponer estas razones a Croissier.

Frente a esta postura, medios del Mofex consideran que el reparto entre Madrid y Barcelona de la renta fija y variable es una buena oferta para la capital catalana. Estas fuentes argumentan que en todo el mundo las operaciones de futuros y opciones sobre renta fija son superiores a las de renta variable en una proporción cercana a 70% / 30%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1991

Más información

  • Alavedra insiste en concentrar ambos en Barcelona