Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federico Sopeña, director de la Academia de Bellas Artes, fallece en Madrid

El musicólogo, de 74 años, se encontraba internado tras una fractura de fémur

Federico Sopeña Ibáñez, de 74 años, que ocupaba el puesto de director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde diciembre de 1988, falleció a mediodía de ayer en la residencia madrileña donde se recuperaba de una intervención de fractura de fémur, tras sufrir un caída. La capilla ardiente del musicólogo y ex director del Museo de Prado, que desempeñó un papel activo en la cultura española contemporánea, se instaló por la tarde en la sede de la Real Academia; hoy será incinerado, a las dos de la tarde, en el cementerio de la Almudena.

La última intervención pública de Federico Sopeña fue su discurso de contestación a la entrada de José Ángel Sánchez Asiaín como académico honorario de la Acadermia de Bellas Artes, con asistencia de los Reyes. El texto fue leído por el secretario de la entidad, Antonio Pardo Canalis, al encontrarse hospitalizado a consecuencia de la rotura del fémur al caerse en su domicilio. El pasado mes de marzo había sido galardonado con el Premio Castilla y León de las Ciencias Sociales y Humanidades.Federico Sopeña nació en Valladolid en 1917. Era sacerdote y crítico musical, y a su amplísima cultura y gran personalidad intelectual se deben más de 20 libros, entre los más importantes su Historia de la música y Música y literatura. Fue director de la Academia de España en Roma, catedrático de Estética y de Historia de la Música del Real Conservatorio de Madrid y director del Museo del Prado. Su paso por la primera pinacoteca nacional empezó con polémica y con la dimisión del entonces subdirector, Alfonso Pérez Sánchez, que consideraba que un musicólogo no era la persona idónea. Sopeña manifestó que quería hacer del Prado "un centro de cultura viva", y dijo que su conocimiento del museo no podía ser superficial después de haber escrito dos voluminosos libros como Música en el Prado y Picasso y la música. También realizó estudios sobre diversos pintores.

Conservatorio

En los años cincuenta fue vicerrector de la iglesia española de Roma y ocupó la dirección del Conservatorio de Madrid. Miembro fundador de la Academia de Europa, fue elegido director de la Academia de Bellas Artes el 12 de diciembre de 1988. En 1984 le fue concedida la medalla de oro Mahler, en Viena.Cuando Sopeña asumió el cargo en Bellas Artes manifestó que su deseo era "poner al día la Academia". En el breve periodo en que ejerció como director creó tres plazas de artes de la imagen, una para cine, otra para fotografía y otra para técnico especialista en cine, porque consideraba el cine como "el arte de nuestro siglo". Impulsó la entrada en la academia de personalidades de la música, el arte y el cine contemporáncos como Luis de Pablo, Antoni Tàpies o Luis García Berlanga.

Su amplia dedicación a la música incluyó la dirección de cursos de música en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. En esta ciudad, era presidente del jurado del Concurso de Piano Paloma O'Shea desde 1980. En un homenaje que se le hizo por su 70º aniversario, resumio asi su carrera: "Mi trayectoria como escritor y crítico musical ha sido un intento de ligar la música con todo, los otros aspectos de la cultura".

Entre sus publicaciones inás importantes se encuentran: Joaquín Turina (1943), Ensayos musicales (1944), Stravinski (1956), Introducción a Mahler (1958), Historia de la música española contemporánea (1958), Arte y sociedad en Galdós (1970), El Lied romántico (1972), Música y literatura (1973), Estudios sobre Mahler (1976), El Lied del nacionalismo (1978), Escrito de noche (1986) y Manuel de Falla (1989).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de mayo de 1991