Mariano Rubio acepta negociar la creación del banco público vasco, según el consejero de Hacienda, José Luis Larrea

El consejero de Hacienda del Gobierno vasco, José Luis Larrea, aseguró ayer que el gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, ha aceptado estudiar la propuesta del Gobierno vasco de transferir los fondos que mantiene el Banco de España como coeficientes de caja de las Cajas de Ahorro vascas al proyecto de Ente Público Financiero Vasco (banco vasco), que el PNV y sus socios del gobierno nacionalista defendieron como parte de su propuesta conjunta.El gobernador del Banco de España, siempre según Larrea, ha aceptado que una comisión técnica estudie este conflictivo asunto, que volverán a analizar, "ya en un ámbito político, antes de agosto".

Según el consejero de Hacienda vasco, Rubio aceptó ayer sin reticencias la creación de una comisión técnica para estudiar los problemas que podría acarrear que el Ente Público Vasco tenga depositados los 100.000 millones de pesetas a que asciende el volumen de fondos de las cajas de ahorro vascas cautivos por el coeficiente de caja.

El objetivo el Gobierno vasco esos fondos en la financiición de proyectos dentro del País Vasco, sin tener en cuenta el papel de control de la política monetaria que tienen los coeficientes de caja.

Por otra parte, Larrea afirmó que las únicas empresas que pueden acogerse a la regularización de balances aprobada por las diputaciones forales vascas son las que operan, de forma exclusiva, en el País Vasco. Larrea añadió que su departamento no conoce ni el número de empresas que están en esa situación ni cuáles de ellas han optado por acogerse a la actualización de balances.

En estos momentos, la Administración central tiene recurridas las tres normas de actualización de balances, pero las empresas radicadas en el País Vasco, y que sólo operan en ese territorio, pueden realizar esta operación con claros beneficios fiscales pues el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco desestimó la petición de suspensión cautelar de las normas propuesta por la Hacienda del Estado.

El Gobierno vasco y el PNV esperan, además, que la nueva ley del impuesto sobre sociedades, que el Gobierno enviará a las Cortes durante el próximo ejercicio, incorpore alguna vía de regularización para el conjunto de empresas que operan en la totalidad de España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS