Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas armenios causan las primeras bajas al Ejército soviético

Los enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán se reanudaron ayer en la zona fronteriza de esas repúblicas transcaucásicas después de una pequeña tregua, causando las primeras bajas entre los soldados soviéticos que, junto a los azerbaiyanos, realizan operaciones contra lo que ellos califican de grupos armenios armados ilegalmente. Nueve soldados resultaron heridos en una emboscada tendida por nacionalistas armenios en la madrugada y al menos tres de ellos han muerto.

La agencia azerí Assa-Irada, que informó de los hechos, indica que el enfrentamiento ocurrió en la aldea de Tatli, al noreste de Azerbalyán. Las víctimas pertenecen al IV ejército, que participó el lunes en la toma de la aldea armenia de Voskepar, donde murieron más de una decena de policías armenios.El Ministerio del Interior de Armenia informó ayer que las tropas soviéticas cruzaron de nuevo la frontera desde Azerbaiyán y atacaron durante media hora, con fuego de artillería y helicópteros, la aldea de Tarvarkar, que se encuentra en la misma zona que Voskepar y Tatli.

"El Ejército y las tropas de Interior soviéticas realizan acciones que no son permitidas, ni siquiera durante el estado de excepción", se dice en una declaración del Presidium del soviet supremo de Armenia publicada ayer. El documento refleja la preocupación de las autoridades armenias por las numerosas personas arrestadas por los soldados, a las que se tortura para obtener confesiones que confirmen la existencia de combatientes armenios. El Gobierno de Armenia niega su existencia, afirmando que la gente armada que se encuentra en la región fronteriza pertenece a la policía y a las tropas de Interior de la república, y que, por lo tanto, son formaciones completamente legales.

El Comité Central del Partido Comunista Armenio hizo ayer un llamamiento para pedir una reunión urgente del Politburó del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética) en la que se discuta la situación creada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991

Más información

  • Tres soldados muertos y otros seis, heridos