Detenidos dos generales polacos por el asesinato de Popieluzsko

Dos altos cargos del antiguo Ministerio del Interior polaco son los nuevos sospechosos de inducción al asesinato del sacerdote católico Jerzy Popieluszko, cometido en octubre de 1984. Los generales Wladyslaw Ciastort y Zenon Platek, que permanecen en prisión preventiva, eran en 1984 los superiores de los autores materiales del crimen que convulsionó a la opinión pública polaca y amenazó con una grave crisis política.El proceso a los del asesinato de Popieluszko, considerado como mártir de la lucha anticomunista en Polonia, Podrá convertirse fácilmente en un proceso a todo el antiguo régimen si se desvelan las conexiones que unían a los políticos con los funcionarios de la policía secreta y su supuesta implicación en casos como el de Popieluszko.

Según el fiscal que instruye el reabierto caso, el proceso por el asesinato de Popieluszko se reanudará en los próximos meses. En una entrevista ofrecida por la televisión polaca, el fiscal mencionó la hipótesis según la cual "no está excluido que la decisión sobre el asesinato de Popieluszko haya sido tomada fuera del Ministerio del Interior".

Gran parte de la opinión pública polaca interpretó el crimen como una provocación y efecto de la lucha en la cúpula del partido comunista, dividido entre los seguidores de la línea más moderada, encabezada por el entonces primer secretario, general Wojciech Jaruzelski, y el grupo de los halcones, cuyo máximo exponente era el general Miroslaw Milewski. Según estas interpretaciones, los duros querían conseguir con el asesinato una oleada de protestas que podría justificar una reacción violenta por parte de las autoridades y desbancar a Jaruzelski, autor de la ley marcial del 13 de diciembre de 1981.

En enero de 1985, los autores materiales del asesinato, cuatro funcionarios del Ministerio del Interior, fueron condenados a penas de hasta 25 años de cárcel, pero los inductores permanecieron desconocidos. El escándalo permitió a la dirección del partido comunista depurar a Milewski, encargado en aquella época del control de la policía y el Ejército en el Politburó.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50