Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serra se afianza en La Moncloa y logra que el Gobierno confíe a su directo colaborador amplias competencias

El vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, dio ayer un importante paso hacia la implantación de un estilo y equipo propios en La Moncloa al promover que el Consejo de Ministros designara a un hombre de su confianza, Lluís Reverter, para desempeñar funciones que en el pasado correspondieron a Julio Feo, colaborador y amigo de Felipe González. El Gobierno nombró a Reverter secretario general de Coordinación y Servicios de la Presidencia, lo que pone en sus manos más competencias de las que ejercía Rafael Delgado como secretario general del vicepresidente Alfonso Guerra.

Serra ha puesto bajo las órdenes (le Reverter, ex director general de Relaciones Informativas y Sociales de la Defensa (DRISDE), áreas que exceden al estricto ámbito de la vicepresidencia del Gobierno y que conciernen a la propia presidencia del Ejecutivo. Así, el nuevo Secretarlo General de Coordinación Servicios tendrá a su cargo el protocolo del presidente del Gobierno y del Estado, todos los medios operativos de la Presidencia y los servicios de seguridad de Felipe González y Narcís Serra. Esto supone que Lluis Reverter desempeñará una. cierta labor de enlace con el palacio de La Zarzuela y actuará como interlocutor de los servicios de información del Estado en lo que se refiera a la protección del presidente y del vicepresidente del Gobierno.Todas estas misiones fueron ya desempeñadas por Julio Feo desde setiembre de 1986 hasta mayo de 1987, aunque desde 1982 había estado vinculado a algunas de ellas como secretario de Felipe González, pero carecían de un responsable político desde que Feo dimitió para dedicarse a los negocios. Aunque de forma provisional, en los últimos años había asumido la coordinación de estas labores Roberto Dorado, director del gabinete de asesores de la presidencia y destacado guerrista.

Según algunas fuentes gubernamentales, Narcís Serra no va a realizar más cambios de personas entre los altos cargos del palacio de La Moncloa. Serra está más interesado en estos momentos en restablecer la tranquilidad, tras la polémica sobre sus atribuciones como coordinador, y en desarrollar una intensa actividad como gobernante. Según personas de su entorno más inmediato, es probable que antes de las elecciones municipales y autonómicas del próximo día 26 visible oficialmente otras dos comunidades autónomas, en un perceptible deseo de ejercer al máximo su papel de interlocutor.

Asunto baladí

La ministra portavoz del Gobierno, Rosa Conde, se esforzó ayer en "dar por zanjado" el debate sobre las funciones de coordinación del vicepresidente por considerar que se trata de un asunto "absolutamente baladí". En la conferencia de prensa tras el Consejo de ministros, Carlos Solchaga que había acudido para explicar la creación de la Corporacion Bancaria de España declaró que nadie le ha sugerido, ni él considera necesario, crear mecanismos de coordinación entre cada ministerio, o el conjunto del Gobierno, y la dirección del PSOE. "Que puntualmente se puedan producir desaveniencias o incluso aparentes contradicciones no quiere decir que el noventa por ciento del negocio normal de todos los días deje de seguir siendo de continuidad de pensamiento entre el partido y el Gobierno", aseguró.

Réplica a Aznar

El ministro de Economía aprovechó la pregunta de un periodista para replicar al presidente del PP, José María Aznar, que es verdad que el PSOE ofreció en anteriores elecciones la construcción de 400.000 viviendas, pero también lo es que se han construido y, que "parece que la gente sigue creciendo y necesitando una vivienda cuando se casa".

[El primer secretario de los socialistas catalanes, Raimon Obiols, se mostró ayer en Barcelona plenamente convencido de que el acoplamiento de Narcís Serra a sus funciones de vicepresidente del Gobierno se producirá con pleno éxito. Tomando pie en unas declaraciones de la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, en las que ésta dijo que ahora "el partido debe aprender a dialogar con el nuevo vicepresidente", Obiols sentenció: "Aprender a dialogar con Narcís Serra es lo ,más fácil del mundo", informa Enric Company. Obiols aseguró que "se equivocan" quienes creen que las discusiones sobre el plan de vivienda propuesto por el partido o sobre el modelo de relaciones entre el PSOE, y el Gobierno expresan una división entre los socialistas. "El modelo está establecido y es claro", afirmó. "El partido elabora los programas y el Gobierno los aplica"].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 1991

Más información

  • Reverter asume áreas de seguridad y protocolo de Presidencia que ejerció Julio Feo