UN ÉXODO DRAMÁTICO

Bush anuncia que establecerá campamentos en el norte de Irak para ayudar a los kurdos

El presidente de Estados Unidos, George Bush, declaró ayer en Washington que tropas norteamericanas establecerán de forma inmediata cinco o seis campamentos en el norte de Irak con el fin de ofrecer una ayuda más ordenada y efectiva a los cientos de miles de refugiados kurdos que se hallan en la zona fronteriza turco-iraquí. El presidente norteamericano recalcó que la presencia militar estadounidense en Irak no debe interpretarse como una intromisión en los asuntos internos de ese país, sino como una "obra humanitaria".

Más información

El presidente Bush recordó a Sadam Husein que sus tropas no deben rebasar el límite del paralelo 36 y que no tolerará ninguna interferencia iraquí a sus planes humanitarios.A preguntas de los periodistas, E;ush contestó que no puede hacerse ninguna analogía con la intervención en Vietnam. "No es el caso, que tropas norteamericanas patrullen las calles de Bagdad". El presidente añadió que el plan de ayuda humanitaria "es el mayor emprendido en toda la historia moderna", para añadir a continuación que "las dimensiones del problema son aún enorrnes".

El nuevo plan de Bush en el que también participarán tropas francesas y británicas, cuenta con la aprobación del primer ministro británico, John Major, el presidente francés, François Mitterrand, el canciller alemán, Helmut Kohl, el líder turco, Turgut Ozal, y el secretario general de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar. El plan se iniciará de forma inmediata.

El presidente norteamericano explicó que los cascos azules de Naciones Unidas deberán hacerse cargo de esas bases lo antes posible y que el plan se justifica porque "existen serias dificultades para suministrar alimentos, medicinas y, mantas en las montañas".

Bush dejó ayer muy claro que la presencia de militares estadounidenses en esa zona, se justifica por la imperiosa necesidad de "imponer orden" a la hora de repartir alimentos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El presidente indicó que podría aceptar que Sadam Husein se exiliara en un tercer país, si éste era el precio a pagar para que deje el poder en Bagdad, aunque calificó de "inaceptable" la idea de que el líder iraquí pudiera ser asesinado por orden de Estados Unidos, tal y como sugirió recientemente el ex presiderite norteamericano Richard Nixon.

Paradero de las armas químicas

Por otra parte, mañana expira el plazo dado a Sadam Husein por la ONU, conforme a su resolución 687, para que comunique el emplazamiento de sus armas químicas, nucleares y biológicas, así como de los misiles con un alcance superior a los 150 kilómetros -esto es, capaces de alcanzar territorio israelí-.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EE UU, URSS, China, Francia y el Reino Unido) se reunieron ayer en Nueva York para estudiar la composición de la comisión especial encargada de la verificación del cumplimiento del ultimátum dado por las Naciones Unidas. La resolución 687, aprobada el pasado 3 de abril, daba un plazo de 15 días a Irak para que cumpliera las exigencias del texto, entre las cuales estaban la entrega de una lista detallada de los emplazamientos de lo que se considera armas de destrucción masiva.

Por otra parte, Bagdad informó ayer que 87.000 kurdos han regesado a sus hogares en Irak desde las fronteras turca e iraní Sin embargo, la BBC de Londres dio cuenta ayer de combates, los prírrieros de los cuáles se tiene noticia en días, entre kurdos y soldados iraquíes en la ciudad de Suleimanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50