Mendoza duda en cerrar el acuerdo con Maturana

Las dudas asaltan a Ramón Mendoza apenas unas horas después de tomar posesión oficial como presidente del Real Madrid. Tiene un acuerdo verbal con Francisco Maturana, actual entrenador del Valladolid y antes técnico de la selección colombiana y del Nacional de Medellín, subcampeón Intercontinental en 1989. Pero Mendoza teme el sistema de Maturana, y está estudiando tomar una decisión más conservadora. Estas dudas contrastan con su intento de fichar a Arrigo Sacchi (Milan), otro técnico nada conservador. Las opciones que baraja son el sueco Sven Goran Ericksson (Benfica) y el portugués Artur Jorge (Oporto), pero no descarta a Franz Beckenbauer (Marsella).

Más información
Los titubeos del presidente

Mendoza ha planteado a sus asesores las dudas sobre el fichaje de Maturana, aunque ante los directivos sigue manteniendo que el colombiano será el nuevo entrenador. Estas dudas no son nuevas, y revelan que Mendoza sigue actuando a impulsos. Esta temporada, por ejemplo, buscó primero a Luis Aragonés, para descartarlo después; llegó a un acuerdo verbal con Maturana, aunque luego intentó el fichaje de Sacchi, considerado el número uno. Y ahora se plantea que quizás apostar por Maturana es arriesgado por el sistema zonal que aplica el colombiano, curiosamente el más similar a Sacehi, aunque castiga menos a los jugadores al no obligarles, como hace el técnico del Milan, a un trabajo asfixiante de presión.Sven Goran Ericksson y Artur Jorge tienen un planteamiento muy parecido. Ambos son muy defensivos, prefieren especular con el juego, y suelen apurar los resultados. Sus equipos son efectivos, pero poco brillantes.

Artur Jorge ha tenido una única experiencia fuera de Portugal. Tras ganar la Copa de Europa con el Oporto en 1987, fichó por el Rácing de París. Gran trabajador y muy exigente con los jugadores, tuvo problemas con las estrellas al intentar introducir dos sesiones de entrenamiento diarias. Su mujer enfermó de cáncer (posteriormente falleció) y Jorge, muy afectado, volvió a Portugal. De nuevo en el Oporto, ganó el campeonato de Liga y este año fue eliminado por el Bayem de Múnich en los cuartos de final de la Copa de Europa. En estos momentos, es segundo en la Liga a un punto del Benfica.

Ericksson es un trotamundos. Con el Gotemburgo ganó la Copa de la UEFA en 1982, pero en Italia, con el Roma y el Fiorentina, no logró grandes resultados. Este es su primer año con el Benfica. Más blando que Jorge, el Benfica tiene un esquema ligeramente más ofensivo que el Oporto.

La opción de Beckenbauer está, de momento, descartada, porque tiene contrato por un año más con el Marsella, más que probable finalista de la Copa de Europa. El estilo de Beckenbauer (más bien su elegancia y carisma) le gusta mucho a Mendoza. Curiosamente, Alemania sólo pudo empatar ante Colombia en el último Mundial. El esquema de Maturana desbordó a los alemanes, pese a la inferior técnica de los colombianos.

El alquiler de Kieft

Mientras, según Efe, los técnicos del Madrid estudian la posibilidad de contratar al delantero holandés del Girondins de Burdeos, Wim Kieft para lo que resta de temporada, en caso de que finalmente se produzca la baja de Hugo Sánchez. Kieft es un delantero nato que jugó en el PSV Eindhoven antes de recalar en el fútbol francés.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS