Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional refrenda la fórmula de juramento de los senadores de HB

El Tribunal Constituciorial ha aceptado la fórmula de acatamiento a la Constitución utilizada por los senadores de HB José Luis Álvarez Emparanza, José Luis Elkoro e Íñigo Iruin, que antepusieron el añadido "por imperativo legal- a la promesa de acatamiento. La sentencia anula el acuerdo del presidente del Senado, Juan José Laborda, quien entendió que no habían completado su condición de senadores, y les reconoce su acceso al cargo con la fórmula usada.A diferencia de la ariterior sentencia, que consideró minatoria" la misma decisión del presidente del Congreso, el Constitucional ha entendido que existió un excesivo formalismo o desproporción en la interpretación del Reglamento del Senado por parte de su presidente.

En el caso del Congreso, según la sentencia, la fórmula fue acordada por su presidente-con posterioridad al juramento de la mayor parte de los diputados" y -díasantes de que los representantes de HB se dispusieran a prestar su acatamiento". En el Senado, la fórmula estaba establecida de antemano en su propio reglamento, por lo que al tratarse de una exigencia formal para todos los senadores electos, no se produjo ningún trato discriminatorio.

En cambio, el Constitucional entiende que hubo un excesivo rigorismo al no aceptar el añadido "por imperativo legal, por lo que la decisión del presidente del Senado lesionó el derecho fundamental de los recurrentes al ejercicio del cargo de senador. El tribunal recuerda que los propios senadores de HB afirmaron en su demanda de amparo que habían cumplido la obligación que se les imponía al prestar la promesa de acatamiento de la Constitución. "Lo decisivo es que el acatamiento sea incondicional y pleno", entiende el Constitucional, por lo que la expresión "por imperativo legal" no implica "una reserva o limitación".

El ministro de Relaciones con las Cortes, Virgillo Zapatero, declaró ayer que el Gobierno acata" la sentencia. Agregó que el criterio de Ejecutivo es que no se abran puertas especiales- para los representantes de HB, según informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de abril de 1991