Cartas al director
i

Violación y justicia

Quiero expresar mi respeto y adhesión a Alicia Herrera, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas, por su carta Violación y justicia, publicada en EL PAÍS el pasado 22 de marzo ante la increíble absolución de un caso de violación porque, a juicio del tribunal, la víctima "se resistió poco". La blandura de algunos jueces, de la que aquí, en Murcia, tenemos otro caso reciente respecto a narcotraficantes, está rayana en la indefensión de los ciudadanos que no sólo no delinquen, sino que además son víctimas de agresiones.La necesaria frialdad en juzgar hechos probados en un tribunal no puede llevar a la deshumanización del sufrimiento de las víctimas de esos actos de violencia y vejación de la dignidad de la mujer. El Gobierno, que tan diligente se muestra en indultar a abortadores y abortistas convictos y confesos -incluso ufanos- por entender que la sociedad le apoya a pesar de sentencias firmes, ¿qué hace para remediar estas situaciones en que ciudadanos se ven así despojados de sus derechos más elementales por "oponerse poco"? ¿Acaso cree que la sociedad no le apoyaría en estos casos de violación?

El descontento de la mayoría silenciosa ante esta justicia que llega tarde y mal queda impotente al no ser el poder judicial electivo. A los políticos que no desarrollan su labor podemos no volver a votarles, pero ¿qué nos queda ante estos tribunales? Todavía nos queda la palabra.

Violación y justicia

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 1991.

Lo más visto en...

Top 50