_
_
_
_

Desaparece un avión con base en Salamanca con cinco militares a bordo

Un avión T-12 Aviocar, con cinco militares a bordo y perteneciente al Grupo de Escuelas de la base aérea de Matacán (Salamanca), desapareció en la tarde de ayer mientras realizaba un vuelo de instrucción en el triángulo Matacán-Ávila-sierra de Béjar. La Guardia Civil y helicópteros del Servicio de Rescate Aéreo realizaron labores de rastreo en la zona, que fueron suspendidas anoche debido a la falta de visibilidad.

Fuentes de la Fuerza Aérea se mostraban anoche muy pesimistas sobre la posibilidad de que el avión hubiera podido realizar un aterrizaje de emergencia. En la zona donde se produjo la desaparición del avión se registraron ayer fuertes turbulencias.En el bimotor viajaban el capitán instructor Angel, Martín Martín -con 2.000 horas de vuelo-; los sargentos alumnos Ángel Baz Duque, Vicente Utrilla Rata y Hernán de Gabriel Pérez del Pulgar y el subteniente mecánico Vicente Revilla Ruiz -con casi 7.000 horas de vuelo-, según se informó en la base aérea salmantina.

El aparato, que salió de la base a las 11.40, debería haber regresado a las 14.40, aunque disponía de autonomía de vuelo hasta las 17.40. Los responsables de la base aérea no especificaron si se mantuvieron contactos con el Aviocar durante el vuelo y fue a partir de las 18.30 cuando desde Matacán se comunicó a la Guardia Civil de Salamanca que se había dado por desaparecido al avión y se solicitó el comienzo de una operación de rastreo en la zona.

Además de las fuerzas que comenzaron a pie la búsqueda, cuatro helicópteros se sumaron a la operación, aunque se retiraron a primera hora de la noche debido a la tarde por falta de visibilidad. Está previsto que hoy continúe la búsqueda por aire y los rastreos terrestres, que resultan muy dificultosos debido a lo abrupto de la zona rastreada.

El rastreo se desarrolló, sobre todo, en las sierras salmantinas de Francia y de Béjar, así como en los entornos del pantano de Santa Teresa y en la zona de Ciudad Rodrigo. En la provincia de Cáceres, la búsqueda se dirigió hacia la sierra de Gata y entorno de Granadilla y en el valle del Jerte, mientras que en Ávila la zona de El Barco de Ávila centró la atención de la Guardia Civil.

Desde el Gobierno Civil de Salamanca se indicó anoche que se carecía de cualquier referencia que permitiera sospechar que el avión hubiera podido caer en algún punto, a pesar de haberse solicitado colaboración en ese sentido en poblaciones del área comprendida en el triángulo de vuelo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_