Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

La renovación de los servicios

El Cesid se las arregló para que las responsabilidades del servicio en el golpe de Estado quedaran limitadas al mínimo. El comandante José Luis Cortina desmontó todas las pruebas acumuladas contra él y fue absuelto, con lo que pudo continuar su carrera -hoy es coronel-, si bien fuera del servicio. Los demás continúan en activo, aunque fuera del Cesid.Tras el golpe del 23-F, el nuevo ministro de Defensa, Alberto Oliart, se fío del criterio del capitán general de la I Región, Guillermo Quintana -que tan destacada participación tuvo en el contragolpe del 23-F- y nombró al jefe de Estado Mayor de la Brigada Paracaidista, Emilio Alonso Manglano, como nuevo director del servicio. Este hombre fue ascendido posteriormente a general y mantenido en su puesto por el Gobierno socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de febrero de 1991