Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBV estudia promover la creación de tina gran empresa eléctrica en torno a Iberduero

El Banco Bilbao Vizcaya (BBV) intenta llevar a su punto final el intenso debate que se ha abierto en su seno sobre la reordenación del sector eléctrico propuesta por el Ministerio de Industria. El primer banco español, que controla la gestión de las compañías Iberduero y Sevillana de Electricidad, trata de promover la constitución de una gran empresa eléctrica privada en torno a la primera, que se convertiría así en una de las dos grandes cabezas del futuro mapa eléctrico nacional. La dirección de Iberduero no comparte las tesis de Industria que propugnan la separación de los equipos de generación de los de distribución. Pero en el propio banco coexisten otros criterios sobre el nuevo mapa eléctrico.

Mientras un sector respalda la postura de Iberduero, otro apoya una fórmula más próxima a la de Industria planteando la integración con otras empresas para formar un gran grupo de producción.El papel que decida adoptar finalmente el banco es fundamental -dado su peso específico en el sector- para el desarrollo de la mencionada reordenación. Sin embargo, cualquier posible cambio en la correlación de fuerzas en el sector está siendo objeto de la máxima atención, por parte de otros bancos que también cuentan con una presencia significativa en las eléctricas.

La propuesta de Industria plantea la integración de los activos de generación nuclear en una sola sociedad de gestión y, paralelamente, la división horizontal del sector entre instalaciones de producción y las redes de distribución. Esta división supone la constitución de dos o tres grupos de producción no nuclear, uno de ellos público a partir de Endesa y otro u otros privados.

Hasta la fecha el BBV no ha hecho pública ninguna maniféstación al respecto y seguramente no lo hará hasta después de la junta general de accionistas del próximo sábado, pero los gestores de las participaciones industriales -cuyo responsable es el vicepresidente del banco, Javier Gúrpide- llevan tiempo elaborando su proyecto particular. No obstante, según fuentes del banco, "cualquier decisión hay que analizarla mucho porque el cambio será irreversible".

Precisamente por eso, la decisión que adopte esta semana el comité ejecutivo del banco, en el que figura el presidente de Sevillana, Fernando Ybarra, va a ser clave. Según las fuentes consultadas, en la entidad bancaria, que empezó apoyando la postura de Iberduero (mantenimiento de la estructura actual de las empresas con presencia en producción y distribución), hay corrientes proclives al modelo horizontal que prepugna el Gobierno.

Relevo en Iberduero

Los defensores de esta corriente no quieren perder la oportunidad que ofrece la reodenación proyectada por Industria de jugar un papel protagonista esencial en el sector desde la propia Iberduero.Alguno de estos sectores que respaldan la integración han propuesto también el relevo en la presidencia de Iberduero, ahora ocupada por Manuel Gómez de Pablos, y su sustitución por un hombre de peso específico en el seno del banco.

Esta propuesta se haría de acuerdo con Gómez de Pablos, que llegará a la edad de jubilación forzosa -los 70 años- el año que viene y con el propósito de que su sustituto asuma desde el principio las decisiones que conduzcan al nuevo mapa eléctrico, según han confirma do fuentes del banco. Según es tas fuentes, se ha propuesto al propio Gúrpide, que en opinión de sus valedores cumple con el perfil ideado. Pero tarri bién aseguran que Gúrpide aceptaría siempre que no se viera obligado a renunciar a la videcepresidencia del banco.

De esta suerte, Iberduero se convertiría, junto a Endesa, en una de los pilares de la reordenación, pudiendo quedar hueco también para otro grupo privado, aunque ello no sea esencial. Para ello, teneinia que asumir activos de otras empresas privadas, que, no obstante, también participarían en el capital de la sociedad resultante, además de continuar como sociedades distribudoras.

Asimismo, en el BBV se han barajado las distintas posibilidades de fusión comenzando por Iberduero y Sevillana. Pero todavía se sigue pensando en la integración con Hidrola quedando Sevillana al margen y con el camino abierto para que se integrara en el grupo de Endesa, que ya cuenta con el 10% de su capital. El grupo público basa su desarrollo en Cataluña, mediante la toma de control de Fecsa y los activos de Hidruña, y en Andalucía, con la incorporación de Sevillana.

Endesa ya ha intentado el desembarco en Fecsa tras alcanzarse un acuerdo entre los dos presidentes (Feliciano Fuster y Luis Magaña).

La trascendencia del acuerdo por las otras empresas, accionistas tambien de Fecsa, provocó un rechazo inmediato, sobre todo de Iberdrola e Iberduero, que han encabezado la oposición. Ello tia supuesto un frenazo momentáneo de la operación. La actitud del BBV se considera, por eso, importante, ya que si acaba apoyando el esquema de Industria serviría para desbloquear el acuerdo entre Fecsa y Endesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de febrero de 1991

Más información

  • La reordenación del sector será debatida a fondo por la dirección del banco esta semana