80 trabajadores, expuestos a un embargo por error municipal

El Ayuntamiento de Alcalá ha remitido una notificación de embargo por valor de 13.700.000 pesetas a 80 trabajadores en concepto de contribución urbana por una finca que pasó a ser de propiedad municipal en el año 1987 fecha desde la que se les reclaman las deudas tributarias.Los 80 trabajadores de la empresa algodonera Luratex, SA, pasaron a ser adjudicatarios provisionales de la finca en la que estaba ubicada la empresa tras la quiebra de la misma en 1987. Esto generó una deuda de 160 millones hacia los trabajadores. Dentro del plazo legal de ocho días, los trabajadores transmitieron el 28 de julio de 1987 la propiedad de la finca al Ayuntamiento, que construyó allí el Centro Municipal de Empresas.

El 25 de noviembre de 1990, el primer trabajador, elegido por orden alfabético en el Servicio de Racaudación municipal, recibió una notificación de embargo y requerimiento de pago en concepto de contribución urbana de unos terrenos que nunca fueron suyos. La deuda correspondía al periodo 1987-90 y, con recargos, supera los 2.200.000 pesetas.

Luis Suárez, abogado de los trabajadores, afirmó ayer que el Ayuntamiento parece desconocer los bienes que posee y añadió que ha presentado un recurso de reposición para anular los recibos. Crescencio Vicente, concejal de Hacienda, quien no conocía el requerimiento, confirmó que existen escrituras del terreno a nombre del Ayuntamiento en el Registro de la Propiedad, pero no se ha procedido al cambio de titularidad en la Delegación de Hacienda. El edil aseguró que al tratarse de un error, uno de los 7.000 detectados en el listado de Hacienda, se anulará el acto recurrido por los trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de febrero de 1991.