Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

"Yo haría bombardeos más masivos sobre puntos vitales de Irak"

PERU EGURBIDE ENVIADO ESPECIAL Aaron Yariv, general de la reserva de las Fuerzas de Defensa de Israel, jefe de la información militar israelí entre 1964 y 1972 y actual director del Centro Jaffa de Estudios Estratégicos, afirma que la lentitud con que procede la ofensiva aérea de la coalición sobre irak se debe, en buena medida, a que los bombardeos están siendo muy selectivos para no alcanzar a los civiles. también matiza que el planteamiento global norteamericano le parece correcto, y estima que israel puede asumir, sin necesidad de responder, los daños que le causan los misiles iraquíes.

"Desde el comienzo de esta guerra se han visto tres cosas claras: fallos de información, armas me nos eficaces de lo que se pensaba y la determinación de Estados Unidos de no causar víctimas civiles. Ello ha provocado una desilusión que considero injustificada, porque los norteamericanos siguen controlando bien la situación. Esta guerra no puede ser la de los seis días porque va contra una fuerza militar muy importante".Pregunta. ¿En qué consisten esos fallos de información a los que se refiere?

Respuesta. En que se puede tener inteligencia sobre los objetivos, pero no valorar suficientemente la dificultad que tiene destruirlos. Y, además, siempre se tiende a creer que las armas propias son más eficaces de lo que luego resultan en la realidad. Se habla mucho de bombas Smart que luego no son tan smart [listas].

Coste civil

P. ¿Qué haría usted que no haya hecho el mando norteamericano?

R. Yo no puedo estar sentado aquí tranquilamente y criticar a los norteamericanos. Son ellos los que hacen esta guerra y no tengo conocimiento de todos sus planes. Pero creo que bombardearía masivamente puntos vitales, aunque ello implique un coste para la población civil de Irak. Lo más importante en estos primeros momentos de la guerra no es la precisión, sino la masividad.

P. ¿Qué objetivos cree usted que no han sido destruidos por operar con esos límites?

R. Por ejemplo, las comunicaciones. Es verdad que las tienen duplicadas y que, en último término, les queda la radio. Pero la comunicación por radio requiere torres y las torres grandes, si se destruyen, no es fácil que las vuelvan a levantar.

P. La respuesta de Israel ante los ataques con misiles de Irak sigue siendo un tema especulativo.

R. Si los daños materiales y personales se mantienen al nivel actual, creo que Israel puede aguantar durante bastante tiempo sin responder. Tampoco veo muy claro qué podría hacer Israel para destruir esa amenaza que no estén haciendo los norteamericanos.

Cabezas químicas

P. ¿Hasta qué punto le parece real la amenaza de las armas químicas contra la población israelí?

R. Siria tiene cabezas químicas para misiles, y no veo razón para que Irak no las tenga. Pero mi intuición dice que no.

P. También se ha hablado de un ataque suicida con aviones.

R. Un ataque suicida es teóricamente posible, pero en la práctica no lo veo.

P. ¿Considera previsible que los norteamericanos utilicen armas nucleares tácticas en este conflicto?

R. No se puede descartar el empleo de esas armas, pero creo que será muy difícil que lo hagan los norteamericanos. Recuerde que ellos lanzaron la primera bomba atómica, sobre Hiroshima, y pienso que no querrán volver a ser pioneros. Aunque si las cosas se pusieran difíciles...

P. ¿Cuál sería la mejor respuesta a un ataque iraquí con armas químicas sobre las fuerzas terrestres de la coalición?

R. La mejor respuesta sería un contraataque químico más destructivo.

P. Muchos analistas norteamericanos se muestran reacios a la guerra en tierra.

R. Esta guerra no puede ser ganada sin luchar en tierra. Habrá que dar un empujón final, que puede ser suave, pero tendrá que hacerlo. Debe ser algo muy planificado y sofisticado, en buena coordinación de la infantería con la artillería y los helicópteros, sin que cesen por ello los bombardeos. Si se hace así, la guerra no será muy costosa.

P. ¿Cómo valora la estrategia de Sadam Husein?

R. Su estrategia es ganar tiempo, pero no creo que lo esté haciendo bien. No ha conseguido transformar la guerra en un conflicto árabe-israelí. Cree que ganará porque los norteamericanos están necesitando más de dos días para destruirle. Pero se equivoca.

P. Las manifestaciones en su apoyo se multiplican en el mundo islámico y, en general, en el Tercer Mundo.

R. El prestigio de Sadam Husein en el mundo árabe durará hasta que sea realmente derrotado. Cada día de guerra que pasa Sadam Husein pierde en el terreno logístico y gana en el político. Habrá que ver qué se impone finalmente, si la logística o la política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1991

Más información

  • Aaron YarivGeneral israelí