Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leguina y Barranco, candidatos por Madrid

Un cariacontecido Joaquín Leguina y un exultante Teófilo Serrano sellaron ayer, bajo la mirada de Txiqui Benegas, un acuerdo que pone fin a la crisis abierta en la Federación Socialista Madrileña (FSM) por el enfrentamiento entre seguidores del secretario general, Joaquín Leguina, y del presidente, José Acosta. El pacto, calificado de "equilibrado" por ambos, otorga el poder político a los acostistas -Acosta y Serrano optan a la presidencia y a la secretaría general de la FSM-y el poder institucional a los leguinistas: Leguina y Juan Barranco repiten candidatura a la presidencia y la alcaldía de Madrid, respectivamente.

El actual presidente de la Comunidad de Madrid y secretario general de la FSM, Joaquín Leguina, y Teófilo Serrano -que abandonó hace unos días su cargo como secretario de Estado para la Administración Pública y es considerado próximo al sector guerrista- acudieron a la sede del PSOE convocados por el secretario de organización del partido, Txiqui Benegas, para estampar su firma en el acuerdo.

El texto del pacto consagra el reparto del poder entre los sectores en pugna. La Comisión Ejecutiva de la Federación pasa de 33 a 44 miembros, manteniéndose las 8 áreas de responsabilidad -"cuatro de un lado y cuatro de otro", en expresión de Leguina-.

José Acosta repetirá su candidatura a presidente de la FSM "en un cargo honorífico, equivalente a la que ejerce Ramón Rubial en el PSOE", dijo Teófilo Serrano. Mientras, el actual secretario general cede su puesto en la FSM a Serrano. El nombre de Leguina permanece sin embargo como cabecera de lista del PSOE a la presidencia de la Comunidad de Madrid, y Juan Barranco ocupará idéntico puesto en la papeleta al ayuntamiento.

El resto de los puestos del aparato de la FSM quedan como sigue. De los cinco miembros para el comité federal, 2 corresponderán a personas "afines a la sensibilidad Serrano, otros 2 a seguidores de la sensibilidad Leguina, y el quinto a un representante de Izquierda Socialista", según confirmaron Leguina y Serrano, regocijados ambos con el hallazgo de estos términos para. referirse a sus partidarios.

El Comité Regional quedará compuesto por 68 miembros, "30 de sensibilidad Leguina y 38 de sensibilidad Serrano". Joaquín Leguina confirmó que si Izquierda Socialista acepta integrarse en la cúpula de la FSM "como es el deseo de todos", sus miembros quedarían incluidos en el cupo de personas asignadas a su sector. Serrano y Leguina calificaron esta composición de la Ejecutiva y la candidatura electoral como la de "todos los socialistas madrileños y no sólo una solución de urgencia para salvar una coyuntura".

A pesar de su adusto semblante, en contraste con la radiante sonrisa de Serrano, Leguina manifestó no sentirse "derrotado" por los términos del acuerdo. "Me siento simplemente aliviado. He tenido dudas y las he expresado acerca de la voluntad de llegar a un acuerdo por parte del otro sector, pero he visto que sí existía ese deseo y así ha quedado plasmado en el pacto", añadió.

Por su parte, Serrano se mostró dispuesto a modificar la ponencia alternativa del sector acostista al documento marco que se debatirá en el congreso de la FSM este fin de semana, para alcanzar "un proyecto socialista de consenso de cara a las próximas elecciones", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1991

Más información

  • Serrano y el presidente de la comunidad madrileña pactan el fin de la crisis de la FSM