_
_
_
_

El Estado Mayor israelí coloca a su Fuerza Aérea en "estado de máxima alerta"

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general Avihu Bin Nun, declaró ayer que el Ejército del Aire estaba en "estado de alerta máxima" y en condiciones "de hacer frente a cualquier ataque iraquí contra Israel". El responsable militar confirmó que el ejército había recibido 10 baterías de misiles tierra-aire Patriot, de fabricación estadounidense, y precisó que eran ya operativos contra los aviones y los misiles tierra-tierra iraquíes.

En una declaración televisada el general Bin Nun dijo que "los pilotos israelíes se encuentran junto a sus aviones día y noche dispuestos a interceptar en breve tiempo los aparatos enemigos". "Estamos en condiciones de impedir todo ataque de Irak contra Israel y nuestra reacción será de tales características que no le quedarán ganas de volver a intentarlo", dijo en tono amenazante el jefe militar.En otro discurso el primer ministro israelí, Isaac Shamir, manifestó que su país "saludará toda solución pacífica de la crisis del Golfo siempre y cuando no amenace la paz de Israel". El fracaso de las conversaciones entre James Baker y Tarek Aziz ha sido acogido por los dirigentes israelíes con una moderada satisfacción.

El respiro que supone para Tel Aviv el rechazo estadounidense a vincular la crisis del Golfo con el problema palestino contrasta con los temores al estallido de la guerra, que se ve cada vez más cerca. El Gobierno israelí se mostró satisfecho por el aumento de la cooperación militar con Estados Unidos registrada en los últimos tiempos. El Estado Mayor israelí había expresado sus quejas por no poder contar con la transmisión rápida de las informaciones recogidas por los AWACS (aviones radar) y los satélites-espía estadounidenses, que vigilan el menor movimiento de las tropas iraquíes.

Israel se había interesado, especialmente, por el emplazamiento y la puesta a punto de las baterías de misiles que pueden alcanzar territorio israelí. "La cooperación y el intercambio de información son, más estrechas que antes", manifestó el ministro de Defensa, Moshe Arens. La principal preocupación para Israel es la amenaza de Sadam Husein de lanzar misiles químicos sobre Tel Aviv.

Arens intentó apaciguar los temores de Jordania ante un eventual estallido del conflicto al declarar: "Estamos muy interesados en la estabilidad de Jordania y de su neutralidad, teniendo en cuenta la dificil posición del rey Hussein". A la pregunta de si ante un ataque iraquí, Israel no estaría obligadoa enviar su aviación en el espacio aéreo jordano, Arens contestó en tono enigmático. "Esto no requiere necesariamente penetrar en el espacio jordano". Mirando un mapa se observa que para alcanzar Irak los aviones israelíes pueden emprender dos rutas: a través del espacio aéreo jorelano o el sirio, tras sobrevolar el sur de Líbano. Si la guerra estalla en el Golfo, ¿estaría el Gobierno sirlo dispUesto a cerrar los Ojos al objeto de no debilitar la lucha contra un enemigo común? "No se puede excluir tal posibilidad, estiman los expertos israelíes y norteamericanos.

Por otra parte, los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania vivieron uno de los días más sangrientos en la guerra contra los palestinos acusados de colaborar con las autoridades israelíes, al resultar asesinadas cuatro personas por este motivo.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Fuentes árabes indicaron que los palestinos fueron muertos a pesar de los llamamientos de los líderes de la Intifada para acabar con estos asesinatos. Las cuatro víctimas de ayer fueron muertas a tiros o a cuchilladas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_