Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer y su hija, heridas al estallar una bomba adosada a su coche en Bilbao

Una mujer de 27 años y su hija de 11 resultaron heridas ayer en Bilbao al estallar una bomba que había sido adosada a los bajos de una furgoneta de su propiedad. María García Bañuelos y su hija Laura Manzanares García fueron alcanzadas por la explosión tras arrancar la furgoneta Citroén C-15, matrícula BI-5838-AW, aparcada en el barrio bilbaíno de Txurdinaga. María García Bañuelos es miembro de la familia Bañuelos, dos de cuyos integrantes fueron asesinados por ETA en 1988 y 1989. La organización terrorista, al asumir la autoría de ambos asesinatos, relacionó a dicha familia con el narcotráfico.

La carga explosiva adosada en los bajos del vehículo estaba compuesta por unos tres kilos de amosal y pentrita. Los autores del atentado utilizaron el sistema antimovimiento (péndulo) para hacer estallar la carga, según indicaron fuentes de Gobierno Civil de Vizcaya. Testigos presenciales aseguraron que el automóvil se des plazó unos cuantos metros antes de producirse el estallido. Tras la explosión se elevó una columna de humo por encima de la furgoneta, que estaba situado en la calle de Jullán Gayarre, en una de las rampas de acceso a las inmediaciones del instituto femenino de Txurdinaga. La parte delantera del auto móvil quedó seriamente daña da y la onda expansiva reventó los cristales del vehículo. Estos testigos agregaron que la niña pudo salir por su propio pie, mientras que su madre resultó con heridas graves y perdió gran cantidad de sangre.

Un pie seccionado

Un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía retiró del lugar del atentado el pie derecho de la mujer, que resultó seccionado a consecuencia de la explosión. Las heridas fueron trasladadas en ambulancias al hospital civil de Basurto, donde quedaron ingresadas.María García Bañuelos fue operada a lo largo de la mañana por el equipo médico del centro hospitalario, y a la hora de cerrar esta edición se desconocía si se le había amputado la pierna derecha. Su pronóstico es grave. La niña presenta contusiones múltiples en todo el cuerpo y su pronóstico es reservado.

ETA ha realizado anteriormente dos atentados contra los integrantes de la familia Bañuelos. El 7 de octubre de 1988, la banda armada asesinó a Ramón Bañuelos Echevarría, de 30 años, y el 16 de noviembre de 1989, a su primo Ignálcio Bañuelos Lasso, de 26 años. Los dos crímenes se produjeron también en el barrio bilbaino de Txurdinaga y por el mismo método: una bomba adosada a los bajos de sus vehículos.

En ambas ocasiones ETA, al asumir la autoría de los dos atentados, relacionó a la familia Bañuelos con el narcotráfico. Fuentes oficiales apuntan a la organización terrorista como autora del nuevo atentado contra dicha familia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 1991

Más información

  • ETA asesinó en 1988 y 1989 a dos integrantes de la misma familia