Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil hace estallar un coche bomba en Durango

Especialistas de la Guardia Civil desactivaron ayer en Durango (Vizcaya) un coche bomba colocado por la organización terrorista ETA cerca del cuartel del instituto armado. El vehículo contenía unos ochenta kilos de material explosivo. Un paquete bomba dirigido a la empresa de seguridad Segurisa, contratada para prestar seguridad en las obras de la autovía Guipúzcoa-Navarra, fue detectado en las dependencias de Correos de San Sebastián. Segurisa era la destinataria también del paquete que estalló el pasado día 17 en Madrid.El descubrimiento del coche bomba, aparcado en un lateral de la carretera de Durango a Elorrio para hacerlo estallar al paso de una patrulla, se produjo durante la madrugada, después de que el taxista propietario del vehículo denunciara su robo ante la Ertzaintza (policía autonómica). Varias personas que se identificaron como miembros de ETA abordaron al taxista en torno a las ocho de la tarde del jueves en Ainorebieta.

Tras apoderarse del automóvil, un Renault 21 blanco, abandonaron a su propictario encadenado a un árbol en la localidad próxima de Euba. El taxista logró liberarse sin ayuda pasada la una de la madrugada y presentó denuncia en Durango. Un rastreo iniciado poco después permitió localizar el coche a unos quinientos metros del cuartel del instituto armado. El trarno de carretera quedó acordonado hasta el amanecer.

Los artificieros lograron abrir a distancia el maletero del coche y, comprobaron su contenido, dos bidones con Linos 80 kilos de explosivo y, un receptor para activarlo a distancia por radio. Sobre las dos de la tarde, optaron por hacer estallar de forma controlada el artefacto.

Paquete explosivo

Por otra parte el jueves fue detectado en las dependencias de Correos de San Sebastián un paquete bomba dirigido a la delegación donostiarra de Securisa. Esta empresa de seguridad es una de las contratadas por la Diputación Foral de Guipúzcoa para prestar servicios de vigilancia y protecc lón en las obras de la nueva autovía de enlace con Navarra, amenazada por ETA, según informa desde San Sebastián Aurora Intxausti.La oficina central de Securisa era la destinataria del paquete bomba que estalló el pasado día 17 en un domicilio particular de Madrid e hirió de gravedad a la esposa de un cartero. El empleado de Correos fue acusado luego por la policía de haber robado el paquete.

Los 10 jóvenes detenidos el jueves en Rentería (Guipúzcoa) por su presunta participación en actos de vandalismo fueron trasladados ayer a Madrid para quedar a disposición de la Audiencia Nacional.

Los detenidos, nueve de ellos menores de edad, están acusados de colaborar en actividades de banda terrorista, según informó el Gobierno Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de diciembre de 1990