Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Kuwait considera "sabia y valiente" la oferta de Bush a Irak

ENRIC GONZÁLEZ, ENVIADO ESPECIAL, Las autoridades de Kuwait en el exilio aceptan la negociación ofrecida a Irak por el presidente de EE UU, George Bush, porque es una oferta "sabia y valiente", en palabras del príncipe heredero de la corona kuwaití, Saad Abdulá al Salen al Sabaj.

El príncipe se reunió con un grupo de periodistas el sábado por la noche en Taif, localidad saudí cercana a La Meca, para expresar la opinión del Gobierno de su país en el exilio ante la nueva situación creada por el ultimátum de las Naciones Unidas a Sadam Husein, los previstos contactos de alto nivel entre Washington y Bagdad y la distensión que se percibe en la zona.Aunque poco después de la reunión las fuerzas multinacionales fueron puestas en situación de alerta, a causa de la detección de movimientos de misiles en Kuwait, el plazo concedido por la ONU ha relajado el ambiente e incluso a alguno de los protagonistas del conflicto. El propio príncipe Saad Abdulá, un personaje habitualmente belicoso y monosilábico, consideró "posible" una retirada iraquí "sin necesidad de guerra". "Yo deseo ver libre a mi país, pero no deseo la guerra", remachó.

Saad Abdulá no quiso oír hablar, sin embargo, de eventuales concesiones a Sadam llusein de facilitarle una retirada digna. Al contrario, dijo que su país exigiría, "tras la liberación", que Irak pagara "la indemnización que merece Kuwait por la agresión sufrida, por el daño causado a sus ciudadanos y por los robos, destrozos y asesinatos cometidos por el invasor". El príncipe aventuró que, después de una hipotética retirada iraquí, debería mantener el bloqueo económico internacional contra ese país "hasta que pagara por lo que ha hecho".

El príncipe se mostró decepcionado por la actitud del conjunto del mundo árabe. "Me sorprende que muchos de nuestros hermanos sean favorables a Sadam y, por tanto, estén en contra de Kuwait, un pequeño país pacífico, víctima de una agresión brutal", dijo. Y añadió: "Quienes dicen que la ONU debe plantear también a Israel un ultimátum para que se retire de los territorios ocupados, como el palestino Yasir Arafat, sólo pretenden ganar tiempo a favor de Irak y dividir a la comunidad internacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 1990