Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avión de Aviaco realizó dos aterrizajes de emergencia en la isla de Fuerteventura

Santa Cruz de Tenerife

Un avión DC-9 de la compañía Aviaco que realizaba el vuelo 154, entre Fuerteventura y Madrid, con 50 pasajeros a bordo, tuvo que realizar al mediodía de ayer dos aterrizajes de emergencia en el aeropuerto de dicha isla canaria sin que se registraran daños. El aparato sufrió en ambas ocasiones pérdida de presión en la cabina. Los pasajeros, que padecieron sólo ligeras molestias en sus oídos, fueron evacuados a otra nave que pudo realizar el viaje con normaIidad siete horas después. En la terminal del aeropuerto se registraron escenas de tensión.

El AO- 154 despegó de Fuerteventura con rumbo a Madrid a las 11.50 (hora canaria, 12.50 hora peninsular) de ayer. Cuando sólo habían transcurrido escasos minutos de vuelo y el aparato sobrevolaba el sur de la isla de Lanzarote, el comandante de la nave anunció a los pasajeros que tenía que regresar al aeropuerto de Fuerteventura. El motivo era una pérdida de presión en cabina, que el piloto calificó como Ieve y sin importancia". Tras realizar el aterrizaje con normalidad, técnicos del aeropuerto revisaron el aparato, que reanudó su vuelo 15 minutos después. Nuevamente, y una vez en el aire, la tripulación detectó la misma deficiencia, por lo que el avión tomó tierra por segunda vez.Los pasajeros se negaron, entonces, a intentar un tercer despegue en el mismo aparato, por lo que fue necesario solicitar a Madrid otra nave. Un DC-9 que hacía la ruta Palma de Mallorca-Sevilla fue desviado a Fuerteventura para recoger a los 50 pasajeros. Estos lograron, al fin, viajar a Madrid a las 18.40 (hora canaria). El avión averiado, cuya matrícula EC-BIP, voló a Madrid dos horas antes vacío y en vuelo posicional. Las oficinas centrales y de control de vuelos de Aviaco en Madrid no facilitaron ninguna información oficial sobre el incidente.

Entre los pasajeros figuraba el senador de Fuerteventura por Asamblea Majorera, Gerardo Mesa Noda, quien manifestó a Efe que la compañía no informó al pasaje sobre las causas de tales anomalías. Sólo el comandante del aparato explicó que en dos ocasiones hubo problemas de despresurización. En la terminal del aeropuerto se produjeron escenas de tensión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 1990

Más información

  • Las maniobras fueron causadas por pérdida de presión en la nave