Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Óscar Tusquets expone sus diseños en París

El arquitecto ha realizado un pabellón en el parque de La Villette

La exposición Objetos en el parque, del arquitecto catalán Óscar Tusquets Blanca, se inauguró el viernes en La Villette, de París, en los locales del pabellón de mármol blanquecino que él mismo ha concebido y que se convertirá -cuando esté terminado- en un espacio de restauración, situado a la izquierda de la Grande Hall. En este mismo espacio comenzó también el Salón de Arquitectura, un resumen anual de las creaciones europeas en este campo.

La muestra de Tusquets permanecerá abierta al público hasta el 11 de noviembre. Sumergidos en el ruido, el humo, el calor humano y el champaña -felizmente de la mejor calidad, pues su propietario es cliente del arquitecto-, los numerosos invitados a la fiesta de inauguración llenaron el pabellón de 1.000 metros cuadrados creado por Tusquets, dotado de una fachada un poco tape à l'oeil, un muro frontal abierto u horadado por dos grandes simulacros de chimenea, inspirada en la arquitectura de la Revolución Francesa y ajeno completamente, sin duda con toda intención, a la arquitectura metálica que caracteriza la mayor parte de las construcciones del parque, empezando por la magnífica Grande Hall.El espacio -que en principio puede tener múltiples aplicaciones, incluida la fiesta, si se instala un sistema de extracción de humo v ventilación eficaz, se divide en tres partes dos cuadradas y una oval, cu yos muros son en realidad ventanales, separados o unidos, según se mire, por dos galerías que darán acceso a los jardines de tierra volcánica que les rodearán.

En el interior de dos de estos espacios se resume la producción del arquitecto catalán en el terreno del diseño y la arquitectura. Por lo que respecta a la primera, está compuesta de maquetas y muchos dibujos, planos y fotografías colocados en las mesas vitrinas.

50 piezas

El montaje dedicado al diseño resume también la carrera de Tusquets en este terreno: mobiliario, alfombras, sillas, mesas, buzones, bandejas, lámparas, frentes de chimenea, unas 50 piezas instaladas en espacios independientes.Curiosamente, la obra de Tusquets, por lo general y en particular por lo que al diseño se refiere, es más interesante en lo pequeño que en lo grande. Frente al mastodóntico mueble para esconder la televisión o el tocadiscos, ha creado unas lámparas bib-luz poliformas y polivalentes, perfectamente adaptables gracias a unos ágiles y maleables brazos, y una serie de sillas esbeltas, de gracioso diseño, en materiales perfectamente adaptados al mismo, como es el caso de las Gaulino y Metalástica, con un to que zoomorfo. El único reconocimiento de deuda es el de Dalí, expresado a través del candelabro denominado Salvador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1990