COMPETICIONES EUROPEAS DE CLUBES

El Sevilla ofreció una cuota excesiva de errores

JUAN MÉNDEZ ENVIADO ESPECIAL, Las faenas de aliño en Europa no admiten errores. El Sevilla que manejó con eficacia gran parte del partido, se encontró finalmente con uno de esos resultados que garantizan mucho sufrimiento. El equipo de Cantantore cometió cuatro fallos defensivos que significaron tres goles del Torpedo y el penalti que detuvo Unzué en la primera parte. El cuadro soviético un equipo discreto, se vio con una ventaja excesiva, pero, más que en cualquier otra competición, en los torneos continentales se vive al minuto. El Sevilla lo comprobó repetidamente en el musgo moscovita. Así es el fútbol cuando se corre al borde del precipicio.

El Torpedo no desarrolló su mejor fútbol hasta pasada la media hora y cuando marcó. Pero aun así, el partido tuvo un excelente aspecto para el Sevilla tras empatar. Los soviéticos sólo contaban con 10 jugadores, expulsado Thiskov, y se veían en la situación del equipo contestado con un gol en su campo. Pero vinieron los errores y un resultado magnífico se convirtió finalmente en una grave amenaza para la continuación de Cantatore y sus pupilos en la Copa de la UEFA.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 1990.

Lo más visto en...

Top 50