Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Carlos García y El Puchi debutan hoy en Las Ventas

Los novilleros Juan Carlos García, de Jaén, y José Ignacio Rodríguez El Puchi, de Borox (Toledo), debutan esta tarde en la plaza de Las Ventas, alternando con el madrileño Javier Vázquez en -la lidia de reses de Román Sorando. El festejo empieza a las cinco de la tarde.García, de 20 años, estuvo ert la Escuela taurina desde 1985 a 1989, año en que se cerró por falta de ayudas económicas, con gran pesar de los alumnos, según señala: "A mí me vinieron muy bien sus enseñanzas y las 12 becerradas que toreé gracias a ella. Si algún día llego a algo en la fiesta se lo deberé a aquella escuela".

Debutó con caballos la temporada anterior en la feria de Jaén, cortando dos orejas y rabo Este año lleva 17 novilladas en las que ha obtenido 34 orejas, un promedio de dos por tarde, del que presume: "Ni Espartaco, sin querer comparame con él, alcanza esa cifra, aunque soy consciente de que en Las Ventas todo es mucho más difícil".

Pese a ello asegura estar muy tranquilo después de haber presenciado el pasado domingo la novillada que se dio en esta pla za: "Me habían comido el coco asustándome con la dureza de este público, pero comprobé que no es verdad, porque se mostra ron muy cariñosos con -mis com pañeros y les aplaudieron su en trega con la difícil novillada".

La vocación de El Puchi, 22 años, se la inculcaron los banderílleros Rafael y Luis Redondo, primos de su madre. Debutó con picadores en 1988 y desde entonces ha actuado en 10 novilladas, dos de las cuales este año. "Tal vez sea un corto balance para debutar en Las Ventas", comenta, "pero no podía negarme ante esta oportunidad, ya que Madrid es la única plaza que nos puede sacar de la ruina a los novilleros que toreamos poco".

El Puchi, apodo que le pusieron sus amigos en el colegio, coincide con García en la valoración del público madrileño: "Es una afición que entiende -como ninguna lo que se desarrolla en el ruedo y por eso da y quita tanto. Confío en que los novillos se presten a mi toreo ortodoxo, aunque si no lo hacen me jugaré la vida al máximo en el empeño".

Javier Vázquez, nacido en el Puente de Segovia y criado en Chamberí, barrios en los que tiene gran número de partidarios que le animarán esta tarde, defiende al tendido siete: "A pesar de que son un sector muy criticado, los considero imprescindibles, sin ellos la plaza sería una verbena, como tantas otras".

Lleva 16 novilladas este año y 40 desde que debutó con caballos en 1989, y aspira a mejorar el resultado de su segunda tarde este año en Las Venta, en la que dio vuelta al ruedo: "Quiero tomar la alternativa en 1991 y la única forma de hacerlo con fuerza es con un éxito en Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 1990