Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DEL GOLFO

Los comandantes de la flotilla española deben pedir permiso a Madrid antes de disparar contra un barco

Los comandantes de los tres buques españoles enviados a la zona del golfo Pérsico deben pedir autorización al Ministerio de Defensa, en Madrid, antes de disparar directamente contra un barco que se resista a ser inspeccionado, según la directiva que rige el comportamiento de la flotilla. El contenido de la directiva, de 7 de septiembre, fue explicado ayer por el ministro de Defensa, Narcís Serra, a los portavoces de los grupos parlamentarios en una reunión a puerta cerrada. Previamente, el ministro de Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, les informó de los aspectos políticos de la crisis.

La directiva regula el uso gradual de la fuerza a través del paso consecutivo por tres fases, denominadas Alfa, Bravo y Charly. La primera fase supone la realización de un disparo de advertencia a los buques que se nieguen a detenerse para ser inspeccionados; la segunda consiste en un disparo de intimidación, a menor distancia, si no fuera suficiente e 1 de advertencia; la tercera lleva ya a disparar directamente contra una parte del buque, como la chimenea, que le imposibilite para la huida, pero no le hunda.Antes de llegar a la tercera fase, el comandante español debe pedir autorización al Ministerio de Defensa. También deberá recabar instrucciones de Madrid si la actual tensión militar desemboca en una ruptura de hostilidades. Por el contrario, los comandantes pueden decidir autónomamente el uso de la fuerza en legítima defensa.

Según explicó Serra al término de la reunión, la flotilla española había realizado hasta ayer 119 identificaciones de buques y sólo una inspección: la de un barco cuyos datos, facilitados por radio, no correspondieron con los que tenía en su poder la fragata española. Tras verificar la carga fue autorizado a continuar su ruta.

La fragata Santa María actuará en la zona del estrecho de Ormuz y del golfo de Omán, donde llegará la próxima semana. Las corbetas Cazadora y Descubierta operan ya en el estrecho de Tirán y en el de Bab el Mandeb, en el mar Rojo. Todas ellas son zonas en las que la competencia de aplicar el bloqueo corresponde a la Unión Europea Occidental (UEO), cuyos miembros interpretan de forma homogénea la resolución 665 del Consejo de Seguridad de la ONU, que autoriza el empleo de la fuerza. No obstante, algunos países de la UEO, como Francia y el Reino Unido, tienen zonas de responsabílidad propia, igual que EE UU.

Serra señaló que la coordinación establecida hasta ahora entre los socios de la UEO con buques en la zona se limita al apoyo logístico, y anunció que España enviará un barco (posiblemente un transbordador civil) con material y combustible cuando le toque por turno.

También adelantó que el-embargo aéreo contra Irak que aprobará la ONU no será una operación militar, sino civil,- y se realizará en los aeropuertos de origen, con escrupuloso respeto a las normas internacionales de navegación aérea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 1990

Más información

  • España enviara un buque de apoyo logístico cuando le toque por turno en el seno de la UEO