Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reparar el Planetario valdra 180 millones, la mitad que costó

El Ayuntamiento de Madrid gastará, cuatro años después de su inauguración, 180 millones de pesetas en reparar el Planetario, con el fin de hacer frente al fuerte deterioro que sufre todo el edificio. El presupuesto de reparación supera en un 50% lo que costó en su día la construcción, presupuestada en 340 millones de pesetas. El Ayuntamiento no tiene previsto en principio exigir ninguna responsabilidad, y achaca al bajo presupuesto empleado en su día los graves defectos que sufre el edificio.

El 30 de noviembre de 1988, un informe interno del Ayuntamiento pasaba revista a los desperfectos encontrados a raíz de una inspección. En el informe se afirmaba que era penoso el estado de la pintura de la cerrajería existente en zonas de uso público y expuestas a la intemperie, y se señalaban fisuras en la tabiquería de despachos, en los falsos techos de escayola y en las placas cerámicas utilizadas para recubrir la cúpula del Planetario.Asimismo, el informe señala ba la existencia de filtraciones de agua en la junta de dilatación central, en la viga de apoyo y en el canalón perimetral de la cúpula, en las juntas del techo de la sala de exposiciones, en la carpintería metálica exterior, en los accesos y puertas giratorias, en los forjados de las terrazas exteriores y en el hueco del ascenso del observatorio, lo que provoca ba numerosas averías y paros de elevador.

Deterioro acelerado

Salvador Pérez Arroyo, arquitecto autor del proyecto, denunciaba en un escrito enviado al Ayuntamiento en septiembre del pasado año: "El edificio del Planetario de Madrid se encuentra en Una situación de abandono en su mantenimiento (...) Este edificio ha sufrido, por su uso intensivo y por la ausencia de un mantenimiento riguroso, un deterioro acelerado (...) Los materiales con losque se construyó son de muy distinta calidad (...) Las carpinterías de acero (que en el proyecto eran de aluminio) nunca fueron pintadas correctamente y manifiestan oxidaciones generalizadas (...) La cubierta plana, encima de las zonas de aseos, sigue, con la misma gotera desde el día de la inauguración".

El problema más grave, para este arquitecto, eran, sin embargo, las fisuras aparecidas en las placas cerámicas, cada una de ellas con un peso de 500 kilos, colocadas para recubrir la gran cúpula de 10 metros de alto y 17,5 metros de diámetro. Ante ello, el Ayuntamiento solicitó a la empresa Intemac-Euroconsult un informe, según el cual las fisuras se debían a defectos de construcción tales como un espesor irregular y una resistencia inferior a la que sería necesaria.

Entretanto, aumentaba el deterioro del edificio situado en el parque de Enrique Tierno Galván. En diciembre del año pasado, la directora del Planetario, Asunción Sánchez Justel, manifestaba su preocupación por el aumento de goteras en todo el edificio. Dos meses después, la directora volvía a insistir en la necesidad de que se acometiera un plan de reforma y mejora, y se elaborara un plan de evacuación de emergencia con salidas y señalización adecuadas.

Cuatro meses de obras

Para acabar con esta situación, el día 1 de agosto de este mismo año terminó de ser redactado el proyecto de obras de acondicionamiento y mejoras.

Según la propuesta que se lleva al pleno del Ayuntamiento de Madrid, la empresa que resulte adjudicataria tendrá un plazo de cuatro meses para desmontar el revestimiento de la cúpula y colocar uno nuevo de aluminio, reparar la torre del observatorio y proceder a la sustitución de la carpintería metálica por otra de aluminio lacado con doble acristalamiento.

Asimismo se procederá al aislamiento e impermeabilización de las terrazas, serán construidas nuevas marquesinas que protejan los accesos, se pintará toda la cerrajería exterior y será reformada la distribución interior y el sistema de ventilación. El presupuesto de licitación será de 180 millones de pesetas.

Pasa a la página 2

Los defectos del Planetario son achacados al bajo presupuesto de su construcción

Viene de la página 1

Enrique Villoria, concejal de Obras e Infraestructuras, reconoció ayer que el estado del edificio del Planetario es "lamentable", y manifestó que la reparación correrá en su total¡dad a cargo del Ayuntamiento de Madrid, pues los defectos son, ftidamentalmente, achacables al proceso seguido en la construcción de este equipamiento, a su escaso mantenimiento y al bajo presupuesto con que se realizó.

Villoria recordó que el edificio del Planetario fue realizado por dos empresas diferentes, pues las obras fueron adjudicadas primero a Huarte, que posteriormente, debido a problemas económicos, interrumpió la obra. Tras estar suspendidos los trabajos durante tres meses, el Ayuntamiento encargó la continuación y terminación del edificio a Agromán.

Informe técnico

El pasado mes de febrero, Villoria aseguraba que, a la vista del informe realizado por Intemac-Euroconsult sobre el estado de las placas cerámicas de la cúpula, el Ayuntamiento iba a exigir a Agromán la sustitución de este revestimiento cuyo coste se estimaba en 30 millones de pesetas. Ayer, sin embargo, Villoria declaró que si bien no se descarta la. petición de responsabilidades, ésta parece difícil de realizar".

El Planetario, que se alza en el parque Enrique Tierno Galván, fue inaugurado porlos Reyes de España el 29 de septiembre de 1986. Desde entonces, más de un millón de personas ha asistido a las sesiones realizadas en este equipamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990

Más información