El FMI propone rigor presupuestario y medidas monetarias contra la inflación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) muestra su preocupación por la elevada tasa de inflación que presentan los países desarrollados y advierte de que todavía no se pueden abandonar las políticas monetarias prudentes, en el informe anual dado a conocer ayer, y que se presentará en la asamblea que este organismo va a celebrar en Washington el próximo día 20, bajo la presidencia de Michel Camdessus. El citado informe del FMI destaca que el crecimiento económico mundial se ha ralentizado en los países industrializados durante el pasado ejercicio.

La expansión del comercio mundial fue del 7,5% el pasado año, inferior al 9% de 1988, pero todavía superior a la media de los últimos 20 años. La cuota de Estados Unidos en los intercambios mundiales progresó fuertemente, alcanzando un 13,5% (excluyendo los productos petrolíferos), mientras Japón cayó y se situó en el 10% y la RFA mantuvo una cota del 12,5%.El Fondo Monetario Internacional (FMI) muestra su preocupación por la inflación en los países desarrollados, y advierte que todavía no se pueden abandonar las políticas monetarias prudentes. Propone como receta las políticas presupuestarias restrictivas. "La política fiscal", dice, "debe desempeñar una función más importante como complemento de la monetaria". El informe muestra también inquietud por la baja tasa de ahorro en un gran número de países, y especialmente en aquéllos que están en vías de desarrollo, a los que invita a aumentar sus inversiones y establecer reformas estructurales.

El Fondo señala que los desequilibrios exteriores todavía son importantes. Los expertos del organismo señalan que aunque el superávit de Japón y el déficit norteamericano han disminuido, el superávit de la RFA aumentó.

En lo que concierne a la Europa del Este, afirma que su transición hacia el libre mercado debe acompañarse de, una política monetaria y fiscal que contribuyan a crear un medio económico estable.

Como un "problema grave" es descrito en la memoria anual el problema de las naciones en moratoria de pagos que no reebolsan al FMI los créditos contraídos, que totalizaban el 3.0 de abril 3.300 millones de derechos especiales -unos 4.356 millones de dólares-.

El Fondo insiste en que los países deudores lleven a cabo reformas estructurales orientadas hacia el crecimiento, en la provisión de una financiación externa adecuada y el aporte de todas las naciones para el mantenimiento de una situación mundial favorable.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS