La presunta infanticida

de 21 años, María del Carmen P. C., fue puesta ayer en libertad bajo fianza por el titular accidental del Juzgado número 6 de Tarragona, al considerar que la autopsia efectuada no demuestra que la muerte del bebé encontrado el 22 de agosto en un armario fuera provocada por su madre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS