Sepultado un minero en un pozo de Hunosa en Mieres

Un minero de 26 años permanece sepultado, a causa de un derrabe, desde las nueve de la mañana de ayer en el pozo Polio, que la empresa estatal Hunosa posee cerca de la localidad asturiana de Mieres.Otros dos compañeros pudieron ser rescatados ilesos cinco horas después de ocurrido el siniestro. La brigada de salvamento de esta explotación y compañeros de los accidentados continuaban ayer tarde las tareas de rescate de Antonio Suárez Mella, único trabajador que a esa hora permanecía atrapado y del que no se conocían con exactitud el lugar en el que pudiera encontrarse. La magnitud del derrumbe dificulta las tareas de búsqueda. Ante la posibilidad de que tuvieran que prolongarse los trabajos de salvamento, la dirección de la empresa organizó relevos de cuatro horas.

Suárez Mella, vecino de Pola de Lena, se había separado de sus dos compañeros momentos antes de que sobreviniera la quiebra, para advertir precisamente al vigilante de la planta del mal estado en que se encontraba el tajo en el que en ese momento realizaban su trabajo, en la novena planta de la explotación.

Cuando regresaba junto a sus compañeros, se produjo el derrumbe. Los otros dos trabajadores -Manuel Valle Pozos, barrenista, de 49 años de edad, y Eduardo Álvarez García, de 30, ayudante barrenista- pudieron ser rescatados ilesos a las 14.00 horas, cinco horas después del hundimiento, gracias a los sonidos que provenían del golpeteo de una tubería con la que se hicieron oir. En el pozo Polio, que está en la en la cuenca del Caudal, trabaja el ex secretario general del Partido Comunista de España, Gerardo Iglesias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS