La URSS, una unión teórica

(...) En efecto, la Unión Soviética es cada vez más una teoría. Cinco de sus repúblicas, Letonia, Lituanla, Estonia, Georgia y Armenia, se han declarado independientes, mientras que otras ocho han proclamado su soberanía. (...) Las repúblicas de Kazajstán y Kirguizistán no van a la zaga: aquélla, que guarda importantes reservas de gas y petróleo, ha sido una de las primeras en proclamar una ley de independencia económica. La segunda ha preparado ya un proyecto de declaración de soberanía, publicado en la prensa local. (...) Decididamente, la Unión está gravemente enferma. Estas declaraciones de independencia o de soberanía, por encima de distingos sutile;s, puramente teóricos, llevan consigo amenazas graves que Moscú y Gorbachov no subestiman. (...)La autoridad soviética se derrite por doquier y las repúblicas establecen lazos entre ellas sin pasar por el centro.

Todavía más peligrosa fue la reciente decisión de Rusia de invalidar todo acuerdo sobre exportación de sus recursos naturales, firmado con posterioridad a junio de 1990. El elemento clave lo constituía el famoso contrato de 1.000 millones de dólares sobre la extracción de diamantes para la empresa De Beers...

Gorbachov ha reaccionado pronto, declarando nula a su vez la decisión del Parlamento ruso. ¿Podrá seguir adelante hasta la conclusión de su nuevo tratado de la Unión?

27 de agosto

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 27 de agosto de 1990.

Lo más visto en...

Top 50