Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN EL GOLFO

El último día en tierra

Manifestaciones en Cartagena contra el envío de los barcos españoles al mar Rojo

Las corbetas Cazadora y Descubierta zarparán hoy a las doce de la mañana de la base de Cartagena con destino a las aguas del mar Rojo. Los marineros disfrutaron ayer de su última jornada en tierra con sus familiares y amigos. Varios grupos antimilitaristas recorrieron las calles de Cartagena manifestándose contra el envío de barcos de guerra y lanzaron petardos y huevos rellenos contra el cuartel. de Instrucción de Infantería de la ciudad. La protesta se repetirá hoy.

Las dos corbetas realizarán una salida a las 8.00 para efectuar los últimos ejercicios preparatorios. Los marineros de reemplazo terminaron en la madrugada del sábado el aprovisionamiento de víveres y material que les permitirá navegar durante 25 días sin repostar. Las dos tripulaciones celebrarán misas de campaña sobre la cubierta antes reunirse con sus familiares en un refrigerio. El jefe de la Zona Marítima del Mediterráneo, almirante 'Miguel García de Lomas, presidirá la ceremonia de salida.Varios miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna hicieron ayer un llamamiento a todos los soldados, "vascos y españoles" para que boicoteen al Ejército y no vayan al Golfo, informa Pedro Gorospe. Jon Idígoras y Julen Aginako dijeron que habían recibido muchas cartas de familiares de soldados vascos y del resto de España solicitando ayuda para impedir que sus hijos fueran a la zona en crisis.

Cerca de 200 personas se manifestaron ayer en Cartagena contra la salida de los buques españoles convocados por el Comité Anti-OTAN, el Movimiento de Objeción de Conciencia y un grupo ecologista murciano. Ante la entrada del Cuartel de Instrucción de Infantería los manifestantes lanzaron varios petardos y huevos rellenos de pintura roja y verde. En la convocatoria participó Fernando Egido, uno de lo insumisos encarcelados en la prisión de Alcalá durante el mes de julio. Según Egido, los objetores estaban en contacto ayer con dos marineros dispuestos a desertar un día antes de la salida de los buques. Defensa negó ayer que algún marinero se hubiese negado a viajar.Unas 60 personas se concentraron ayer ante la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para protestar por el envío de fragatas españolas al golfo Pérsico, informa Agustín Alvarez. La protesta consistió en una pantomima que escenificaba la incorporación obligatoria de soldados para una guerra. En Zaragoza, unas 500 personas se manifestaron por las calles céntricas de la ciudad, informa Efe.Un poco de repelús

"La guerra química? Hombre, da un poco de repelús, pero no creo que nos llegue", afirmaba Federico Rubio, un marinero valenciano que prefirió hacer la mili voluntario y no se arrepiente de su destino. "Estamos algo nerviosos, pero no va a pasar nada", añadía este joven de 18 años, destinado a la corbeta Cazadora el pasado 8 de agosto y que apenas ha tenido tiempo para conocer el buque. En la bodega de las dos corbetas, viajan indumentaria y máscaras antigas para protegerse del ata que químico. En los puentes de mando, instrucciones en el mismo sentido, "pero que llevan anos puestas", según el suboficial Juan González. Federico, como el resto de sus compañeros disfrutó de la mejor manera posible de sus últimas horas en tierra. Unos pasearon con la familia, otros abrazaban a la novia donde podían. Hubo quien, como Mauri Rius y Miguel Angel Sánchez optaron por colocarse las bermudas: -"¡Nos vamos a la playa y a ver si cae alguna morena!", dijeron alegremente.

A partir de las 12.00 de la ma fiana del sábado y con la media noche como hora límite, los tripulantes de las corbetas francos de paseo abandonaron el muelle militar de La Curra. A muchos les aguardaban padres ansiosos Valentina Lara acaba de llegar desde Villarobledo (Albacete). Le traía a su hijo, Valentín García-Filoso, "una libreta para que nos escriba". "No sé si se marea, pero sabe nadar. En La Mancha, ya me dirá usted en que barco se iba a subir", apostilla la madre.

Frente a la preocupación de los mayores, los protagonistas se muestran mucho más tranquilos Fernando abandona el bu ' que con su camiseta del grupo de música Siniestro TotaL "Esperemos que la frase no se cumpla", se apresta a matizar. Casi peor que los padres, lo llevan las novias. Tere Ramos se abalanza sobre José Francisco Montes en cuanto aparece por la puerta. Beso de película. Pero también ella tiene la sensación de estar viviendo una historia de cine. "De repente, soy yo la que está en la película. Me siento mal y tengo miedo a que pase algo".

Absolutamente tranquilo se mostraba el oficial de guardia en la corbeta Descubierta. Aseguró que las tripulaciones tendrán en alta mar un adiestramiento específico. Podrán elegir entre tres tallas de traje anti-guerra química. El sábado por la mañana, la Cazadora recibía aún manos de pintura. Eran los últimos preparativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de agosto de 1990