Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo de rock Judas Priest, absuelto de incitar al suicidio

Un juez dictaminó ayer en Reno, Nevada, que Judas Priest, banda de rock de tipo heavy metal no es responsable de la muerte de dos jóvenes que se suicidaron después de escuchar supuestos mensajes ocultos en una canción de su disco Stained class.En una sentencia de 100 páginas, el juez Jerry Whitched dictaminó en favor de la banda de rock y de la compañía de discos CBS, y señaló que las familias de los dos jóvenes no pudieron probar que un mensaje subliminal oculto en el disco hubiese inducido a Raymond Belknap, de 18 anos, y a James Vance, de 20, a suicidarse. La sentencia sucedió a un juicio que duró 17 meses e incuyó a más de 40 testigos. Algos miembros de la banda testificaron en su defensa.

De acuerdo con lo dicho en el juicio, los dos fallecios pasaron seis horas escuchando el disco Síained Class, el 23 de diciembre de 1985, mientras fumaban marihuana y bebían alcohol, antes de disparse a sí mismos con una pistola. Belknap murió de forma instantánea, en tanto que Vance quedó gravemente herido y vivió en medio de sufrimientos hasta que murió hace tres años.

Pese a todo, el juez impuso a la compañía discográfica CBS una multa de 40.000 dólares (casi cuatro millones de pesetas) por no haber prestado determinada colaboración durante el desarrollo del juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de agosto de 1990