Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gorbachov dice que intentara alcanzar un nuevo Tratado de la Unión este año

El presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, trató el viernes, en el marco de unas maniobras del Ejército en Odesa, de convencer a los militares de que la política exterior de la UR SS ha conducido a una mayor seguridad y que la reforma de las Fuerzas Armadas es indispensable. Además, polemizó con los dirigentes de Rusia al asegurar que haría todo lo posible para que el nuevo Tratado de la Unión se firmara este año y acusó a los reaccionarios de "asustar" con la economía de mercado para conservar sus posiciones.

El escenario elegido para pronunciar este discurso clave fueron las maniobras que el Ejército hacía en Odesa, región militar comandada por el carismático Borís Grómov, héroe de Afganistán, al que se le califica de líder informal de los uniformados. "Hemos chocado con intentos de asustar al pueblo con la economía de mercado, de hacerle creer que el paso a ésta conduce a un descenso del nivel de vida", dijo Gorbachov, al puntualizar que tras "esta posición se esconden ante todo, los intereses de las fuerzas conservadoras, que no aceptan la perestroika"."La URSS, en la forma en la que ha existido hasta ahora, agotó ya sus posibilidades", reconoció Gorbachov al tocar el problema clave de la firma de un nuevo Tratado de la Unión. En la situación compleja que se ha creado, debido, según el líder soviético, a que el "proceso de asimilación de los derechos soberanos" de las repúblicas que integran la URSS se desarrolla en forma "contradictoria" y "no siempre constructiva", es necesario adoptar "medidas inmediatas y radicales".

"Sin embargo, se escuchan voces que dicen '¿acaso vale la pena apresurarse con la preparación del Tratado de la Unión?; mejor que la misma vida les haga comprender su necesidad'. No podemos estar de acuerdo con esto. Las fuerzas centrífugas a menudo desatan las pasiones nacionalistas, con frecuencia incontrolables, preñadas de peligrosas consecuencias para todo el país e incluso en el plano internacional", advierte el líder.

Gorbachov polemiza abiertamente con los dirigentes de la Federación Rusa, la más importante de las 15 repúblicas federadas que integran la URSS y, concretamente, con VIadímir Isákov, presidente de una de las Cámaras del Parlamento ruso, quien el domingo pasado dijo que se debía "dar tiempo al tiempo" y firmar el Tratado dentro de dos o tres años. "Considero necesario hacer todo lo posible para que el Tratado de la Unión sea concertado ya en el presente año", replica Gorbachov desde Odesa.

En el Congreso del Partido Comunista de Rusia y en el del PCUS "de nuevo se ha chocado con el rechazo" de la política exterior "de parte de algunos militares", constató Gorbachov. "Reflexionemos con sentido común y honradamente. ¿Acaso desde que comenzaron los sucesos en Europa del Este nuestra seguridad ha sufrido? Estoy convencido que ha sido al contrario", dijo Gorbachov respondiendo a las críticas de haber entregado los ex países socialistas.

La reforma militar, que se hace "generalmente después de una. guerra", es necesaria, dice Gorbachov, porque de hecho ha terminado una: la guerra fría. Según dijo el viernes, la reforma debe tocar la cantidad y calidad de la Fuerzas Armadas, su estructura y el presupuesto militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1990