Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobre el Arco del Triunfo

Me dirijo a esta sección con el objetivo de proponer una idea a nuestro alcalde, el señor Rodríguez Sahagún. De todos es conocida su faceta de levantar calles y pavimentos y de realizar obras espectaculares, como construir pasos subterráneos y a toda velocidad. Pues bien, el señor Sahagún hombre admirador de la figura de Manuel Azada, poeta ocasional, autor de artículos en EL PAÍS alabando la pluma de Gabriel Celaya y la militancia proáresista de sus versos, como el conocido España en marcha; pues bien, este señor, que en la campaña municipal se declaró "el sucesor de don Enrique Tierno", se olvida, después de un gran frenesí de obras, hacer desaparecer el, tristemente llamado Arco del Triunfo, sito en la Moncloa.Pienso que, a estas alturas, esa mole construida por las tropas victoriosas no pinta nada en un lugar tan conocido, no deja de ser un mal recuerdo para los madrileños y más para los que por circunstancias pasamos la guerra en Madrid.

Ya sabemos que este alcalde sólo cuenta con el 16% de los votos de los madrileños, y que si es alcalde se lo debe al señor Álvarez del Manzano; el señor Sahagún no puede hacer cosas que desagraden a su socio. Lo que quiero decir es que no se llene de palabras progresistas cuando todos sabemos que desplazó de la alcaldía a un verdadero alcalde progresista con pactos con la derecha; si, como propongo, hace desaparecer ese monumento de mal recuerdo, ganaría más simpatías y credibilidad de demócrata, ya que todos conocemos por qué procedirrtiento y con la ayuda de qué regímenes nazi-fascistas se consolidó ese Arco de la Victoria.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de agosto de 1990