Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caos en la oficina de empleo de San Sebastián de los Reyes

San Sebastián de los Reyes

Las colas inmensas que invaden la acera, los mareos por los largos tiempos de espera que aguantan los usuarios de la oficina de empleo de San Sebastián de los Reyes y la desesperación de los funcionarios, que se ven impotentes ante la avalancha de gente que acude a solicitar sus servicios, han sido la tónica general del mes de julio que acaba de finalizar y han provocado las quejas de todos los colectivos implicados.

Sólo 14 funcionarios prestan sus servicios en esta oficina, que abarca a los parados de 50 municipios de la zona norte, incluidos San Sebastián de los Reyes y Alcobendas, que superan los 7.000 demandantes de empleo.La situación se agrava cuando llega el verano. Sólo 10 personas atienden al público, porque el resto está de vacaciones. A esto se suma el incremento de demandantes, mujeres de todos los municipios que acuden a la oficina porque han finalizado sus contratos temporales o fijos discontinuos de limpieza de colegios y atención a comedores. Estos contratos se rescinden en la época estival y tienen que solicitar prestaciones económicas y sociales hasta que finalice la época vacacional y vuelvan a ser contratadas.

Ellas acuden entre las diez y las once de la mañana, van en grupo y con los niños, y pasan las tres horas que les toca esperar entre conversación, protestas y enfrentamientos, porque los funcionarios tienen que ocupar más de un cuarto de hora con cada demandante.

El calor agobiante de estos días también se ha dejado notar. El aire acondicionado no refresca por la acumulación de gente que acude a las instalaciones, y los mareos sobrevienen a menudo, con lo que la confusión es mayor.

Cientos de expedientes

Alrededor de 40 expedientes por funcionario se tramitan diaria mente, aunque algunos se que dan en la mesa después de dos horas de espera porque el demandante olvidó la nómina o fotocopia de la cartilla. Una vez in formado, tiene que volver al día siguiente para finalizar su expediente, y de nuevo tiene que esperar a que llegue su turno.

La falta de personal y las reducidas instalaciones no pueden ofrecer el servicio que se demanda, y ante la situación de caos de los últimos días se ha optado por limitar la asistencia mediante números que se distribuyen a los usuarios para el mismo día o días sucesivos.Asimismo, el horario para la renovación de la tarjeta de paro que habitualmente se realizaba a primera hora de la mañana, ha tenido que ser trasladado a última hora, de 14.30 a tres de la tarde, para evitar en la medida de lo posible las aglomeraciones.

Este trámite es el más rápido, porque está informatizado, pero tampoco está exento de problemas, pues en ocasiones no funciona el ordenador y los funcionarios tienen que realizar los trabajos a mano.

Actualmente se están realizando las obras para instalar otra oficina de empleo que cubra las más de 3.000 demandas que existen en el municipio cercano de Alcobendas, y aunque se espera que disminuyan las aglomeraciones, según la dirección, no se solucionará el problema de personal, porque la mitad del funcionariado existente posiblemente sea trasladado a la nueva oficina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 1990

Más información

  • El centro informa a los parados de 50 municipios