Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo brote de perineumonía bovina amenaza a las reses del norte de Madrid

Guadalix de la Sierra

Un nuevo brote de perineumonía bovina, por la que se sacrificaron más de 500 cabezas en 1989, ha surgido en el municipio de Miraflores de la Sierra y ha afectado en la última semana a gran número de animales de la mayor explotación de ganado vacuno de la zona. La cabaña, propiedad del ganadero Víctoriano del Río, que cuenta con reses bravas y de primera de origen alemán, ha pasado dos controles sanitarios por los servicios veterinarios de la Consejería de Agricultura desde el mes de febrero y ninguno de ellos dio resultados positivos, según informan varios veterinarios.

El nuevo brote ha sido descubierto por veterinarios particulares, y se han sacrificado hasta el momento 10 animales, cifra que aumentará considerablemente, según éstos, en los próximos días por la facilidad de contagio que caracteriza a la enfermedad.

Se prevé, según las mismas fuentes, que este brote afecte a prácticamente la totalidad del ganado vacuno de la zona y se teme también por la ganadería brava. La razón del brote, dicen los veterinarios, ha sido la falta de control sanitario sobre las reses bravas que se alimentan en pastizales comunes con vacas de carne y leche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de julio de 1990