Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad es el mayor terrateniente de la región

La Comunidad de Madrid es el mayor propietario de tierras agrícolas de la región, al ser titular de 1.216 hectáreas, un 0,4% del total de las registradas en Madrid, dedicadas a la investigación. Sin embargo, los grupos de la oposición de la Asamblea de Madrid consideran que el mayor terrateniente de la región aprovecha mal sus propiedades.

El Órgano de Gestión de Fincas (OGF) es el encargado de administrar la mitad de las posesiones del Gobierno regional. El OGF, que cuenta con un presupuesto de 600 millones -casi uno por hectárea y año-, heredó las tierras de la antigua Diputación y añadió otras 23 hectáreas consorciadas con los ayuntamientos para su explotación como viveros forestales.

Según el OGF, el objetivo de estas fincas es la experimentación agraria y el servicio al hombre del campo de Madrid, "un fin social que se está consiguiendo", según asegura el gerente del OGF y alcalde de Colmenar Viejo, Armando Jusdado.

Escasa dotación

Sin embargo, para el diputado regional del CDS en la Asamblea de Madrid, Francisco Sánchez-Herrera, "las fincas están mal dotadas, su gestión está politizada y el interés social falla". "Los resultados de las investigaciones no llegan al agricultor, que es quien tiene que aplicarlo", añade.José María de Federico, diputado del PP, señala que "las fincas, pese a su gran potencial productivo, están mal planificadas". Para De Federico, falta personal y dotación presupuestaria.

El gerente del Órgano de Gestión de Fincas asegura que los agricultores y ganaderos no se quejan tanto, aunque matiza: "Sí es cierto que con más presupuesto se harían más cosas". En El Encín, una finca de 600 hectáreas, no sólo se realizan investigaciones -entre ellas, la mejora genética de variedades de cereales, y se cuenta con 300 cabezas de ovino-, sino que, además, se cultiva para la producción, de la que algo se vende en el mercado.

"Los planes de experimentación son buenos, pero tiene problemas de funcionamiento y personal", indica Luis Alonso Novo, diputado regional de Izquierda Unida. "No hay conexión entre las investigaciones que allí se realizan con otros órganos de la Administración, de manera que esta finca de prestigio está desaprovechada", dice.

En el Complejo Agropecuario de Aranjuez, con 220 hectáreas, se siembra cebada, maíz y vid, al igual que en Arganda del Rey -110 hectáreas-, donde, además, se cultivan productos hortícolas, frutales y plantas de interior. Éstas son las fincas de mayor potencial productivo, de las nueve que tiene la Comunidad.

Dos fincas más están dedicadas también a la investigación ganadera. En la explotación de Riosequillo, con 160 hectáreas de secano, se realiza un programa de selección y mejora del vacuno avileño, y en la finca de Valdetorres del Jarama, con cuatro hectáreas de secano, que investiga sobre tres razas de ganado ovino.

En Madrid existen en total 25.147 explotaciones agrarias, con una extensión media de 10 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 1990

Más información

  • La Administración regional tiene 1.216 hectáreas de terrenos agricolas