Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía pierde las piernas en Baracaldo al estallar un artefacto bajo su coche

El policía nacional Juan Domínguez Cruz, natural de Villalba de Barros (Badajoz), de 49 años, casado y con un hijo, perdió ayer las dos piernas en Baracaldo (Vizcaya) al explosionarle, alrededor de las siete de la mañana, un artefacto compuesto por dos kilos de amonal colocado bajo su coche. Otras cuatro bombas explosionaron en el País Vasco entre las diez de la noche del! viernes y la madrugada del sábado. Tres, en las oficinas de la Caja Postal de San Sebastián, Bilbao y Vitoria; la cuarta, en la estación de Renfe del apeadero del barrio bilbaíno de Zorrotza, sin que se produjeran heridos, pero sí fuertes daños materiales

El artefacto que arrancó las dos piernas al policía nacional Juan Domínguez Cruz estalló alrededor de las 7.00 cuando el vehículo ya estaba en marcha. El policía se dirigía a su lugar de trabajo, en el servicio de informática del aeropuerto de Sondica, en Bilbao. Los dos kilos de amonal colocados bajo el coche, probablemente a la altura de los pedales en la parte delantera izquierda y muy cerca del motor, estallaron en la calle Astarloa, en la localidad vizcaína de Baracaldo, 100 metros más allá del lugar de partida.El herido fue trasladado al hospital de Cruces, donde a las 9.00 horas era intervenido, con pronóstico muy grave. Según el último parte médico facilitado por el centro hospitalario, se le amputaron los miembros inferiores a nivel del tercio superior de la tibia. Tiene lesiones importantes en el antebrazo derecho, múltiples quemaduras y tatuajes producidos por la pólvor por todo el cuerpo. Poco después de las 11.00 horas de ayer finalizaba la intervención y quedaba ingresado en la planta de reanimación de traumatología. El Gobierno Civil de Vizcaya informó que el agente lleva 15 años destinado en el País Vasco.

Los otros cuatro artefactos explosionaron en las tres provincias vascas en un plazo de tres horas, causando importantes daños materiales. La colocación de dos de estas bombas fue avisada al centro de coordinación de la Ertzaintza en Bilbao. La Policía atribuye al grupo Iraultza (Revolución) la autoría de la colocación de estos explosivos.

En San Sebastián 3,5 kilos de amonal, escondidos en el interior de un cajero automático de la Caja Postal que no explotaron en su totalidad, causaron destrozos en puertas y cristales. En Vitoria la misma entidad de ahorro fue el objetivo de las bombas terroristas. La sucursal situada en la avenida de Gasteiz sufrió importantes destrozos y la deflagración de 2,5 kilos de amonal afectó a varios vehículos aparcados en las inmediaciones.

Poco después de la medianoche hacía explosión en la estación de Renfe de Zorrotza un paquete-bomba compuesto por un material similar al amonal. El paquete había sido colocado en la ventanilla correspondiente el trayecto Bilbao-Santurce. Media hora más tarde estallaba en la estafeta de Correos de la localidad vizcaína de Las Carreras un artefacto que provocó desperfectos de escasa cuantía.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) hizo público ayer un comunicado en el que denuncia "la inoperancia de la lucha antiterrorista en el Cuerpo Nacional de Policía coincidiendo con la llegada a Bilbao del comisario Benedicto Carballeiro". El SUP, insta al citado comisario a que presente su dimisión si no potencia la lucha anti-terrorista.

[Por otra parte y tras la explosión de una bomba, sobre la media noche del viernes en la sede del Banco Bilbao Vizcaya (BBV) en Amstedam (Holanda) la policía holandesa -informa Efe- ha destinado al suceso a miembros del equipo que investigan los atentados del pasado otoño contra edificios diplomáticos españoles en La Haya.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de julio de 1990

Más información

  • Cuatro bombas explosionaron de madrugada