Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La defensa del etarra Rubenach pide que sea custodiado por la Policía Foral

La defensa del joven Germán Rubenach, de 24 años de edad, único superviviente del comando de ETA que se enfrentó a la Guardia Civil en la Foz de Lumbier, ha pedido que sea la Policía Foral la que custodie al herido en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Navarra en la que se encuentra internado y que, por tanto, se retiren los efectivos de la Guardia Civil que lo han tenido vigilado.[La juez Beatriz Goded decretó anoche la prisión provisional comunicada para Germán Rubenach, informa Efe. Ayer expiraba el plazo legal de cinco días de incomunicación decretado por el juez Carlos Divar de la Audiencia Nacional].

El herido respondió el pasado viernes por escrito a unas sencillas preguntas formuladas por la médica forense de la Audiencia de Pampiona.

Según fuentes de la defensa, Rubenach no está aún en condiciones fisicas para testificar a pesar de su evolución satisfactoria, por lo que habrá que esperar hasta la próxima semana para que pueda ser interrogado de una forma más completa.

Informe previo

La Audiencia de Pamplona mantiene informado constantemente al juez Divar de la evolución del presunto etarra y el magistrado ha manifestado al abogado Txemi Gorostiza que sólo autorizará el interrogatorio de Rubenach previo informe del médico forense.

La defensa de Rubenach señaló que tiene intención de entrevistarse con la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Beatriz Goded, delelada por Divar para iriterrogar al joven presunto miembro de ETA, al objeto de pedirle que controle la presión que pueda ejercer sobre él la Guardia Civil y solicitar que sea la Policía Foral la que le custodie.

El defensor Txemi Gorostiza ha señalado que la Guardia Civil como institución en su conjunto puede ser respetable pero entre sus miembros también puede haber algunos susceptibles de cometer delitos. Ésa es la responsabilidad que nosotros exigimos aclarar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990