Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arzalluz opina que el próximo Gobierno vasco será también de coalición

El presidente del consejo nacional del PNV (Euzkadi Buru Batzar), Xabier Arzalluz, estima que el próximo gobierno del País Vasco será de coalición, como el actual, ya que no considera previsible que algún partido obtenga la mayoría absoluta necesaria (36 diputados) para gobernar en solitario.Arzalluz lanzó esta opinión en la reunión celebrada ayer en Vitoria por la asamblea nacional de su partido, en la que se proclamó al lehendakari José Antonio Ardanza candidato peneuvista a la reelección como presidente del Ejecutivo autónomo.

Ardanza, que en los anteriores comicios se presentó por Guipúzcoa, encabezará la lista de Alava en las elecciones previstas para el próximo otoño. La candidatura en Guipúzcoa irá presidida por el consejero de Cultura del Gobierno vasca, Joseba Arregui, y la de Vizcaya por el portavoz peneuvista en el Parlamento autónomo, José Antonio Rubalcaba.

En su intervención ante la asamblea, Arzalluz vaticinó que la próxima legislatura autonómica será la del fin de la violencia en Euskadi y la de la construcción europea. Asimismo afirmó que el Estatuto de Gernika, no sólo no está agotado, "sino que tiene unas posibilidades casi ilimitadas".

El presidente del EBB subrayó la personalidad y la honradez de Ardanza, de quien dijo que tiene depositada en la caja fuerte del PNV la declaración de bienes que hizo voluntariamente al acceder a la presidencia del Ejecutivo vasco.

"Salida inmediata"

Por otro lado, Xabier Arzalluz respaldó las polémicas manifestaciones del lehendakari sobre los sucesos de la Foz de Lumbier, que motivaron una dura respuesta por parte de los socialistas vascos, socios del PNV en el Gobierno.

El líder de Eusko Alkartasuna, Carlos Garaikoetxea, terció ayer en la controversia indicando que si él fuera lehendakari no invitaría a los socialistas a abandonar el Gobierno, como replicó Ardanza a sus coaligados, sino que les haría salir de él inmediatamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990