Ángel Matanzo presentó su dimisión como presidente de Centro

El presidente de la Junta de Centro, el popular Ángel Matanzo, presentó ayer su dimisión tras comprobar que varios artesanos de la plaza de Santa Ana instalaron el sábado sus puestos sin la oposición de la Policía Municipal. Matanzo, cuya política de cierre de locales ha encendido la polémica en Madrid, discrepa abiertamente con la gestión del centrista Fernando Bocanegra, concejal de Policía Municipal, quien ordenó que desde este mes la vigilancia en Santa Ana fuera más "discreta". José María Álvarez del Manzano, responsable del grupo municipal del PP, no aceptó la dimisión del concejal.

Más información
Barro para monumentos

El equipo municipal del Partido Popular ha cerrado filas en torno al concejal del partido, y presidente de la Junta de Centro, Ángel Matanzo, cuyo enfrentaniento, hasta ahora soterrado, con Fernando Bocanegra se convirtió este fin de semana en guerra abierta. En la reunión que el grupo de concejales populares mantuvo ayer, Álvarez del Manzano rechazó la dimisión como presidente de la Junta que le transmitió verbalmente Matanzo. "No la hice por escrito porque previamente me anunció [Álvarez del Manzano] que no me la iba a aceptar".Las diferencias entre Ángel Matanzo y Fernando Bocanegra se agudizaron la pasada semana tras dos sucesos. El pasado jueves, un grupo de unos treinta okupas [ocupantes de viviendas] del grupo "gatos salvajes" irrumpieron en la Junta de Centro, en la Plaza Mayor, sin encontrar resistencia. "En la junta había dos policías, municipales: uno de más de cincuenta años y otra embarazada de cuatro meses", explica Matanzo. Días antes el presidente de la junta le había pedido a Bocanegra protección personal ante las amenazas que recibe constantemente. "Me dijo que lo que yo quería era una guardia pretoriana...", afirma Matanzo.

Tres coches patrulla

El sábado un grupo de vecinos y comerciantes de la zona de Santa Ana comunicaron a Matanzo que los artesanos estaban instalando sus puestos sin que la Policía Municipal se lo impidiera, como ha sido habitual todos los sábados desde que el otoño pasado el Ayuntamiento prohibió el mercadillo. "Intenté ponerme en contacto con Bocanegra pero no lo encontré".

Fernando Bocanegra declaró ayer que los artesanos no llegaron a montar el mercadillo de Santa Ana. El pasado sábado acudieron a la plaza tres coches patrulla al mando del sargento Rafael Revuelta. Según el informe realizado por éste, "unas 20 personas instalaron sobre las 19.30 horas una pancarta y colocaron varias cajas vacías de cartón, a modo de mesas para la recogida de firmas en apoyo de sus reivindicaciones, siendo esto un hecho habitual". Según Fernando Bocanegra, los artesanos no llegaron a vender.

El pasado 30 de mayo, el inspector jefe de la Policía Municipal cursó una orden a sus subordinados ordenando que, a partir del 2 de junio, debía montarse un dispositivo de vigilancia "para hacer cumplir el decreto del primer teniente de alcalde que prohíbe la instalación del mercadillo, de Santa Ana". Este dispositivo debía ser "discreto y estar en función de la conflictividad detectada".

Pasa a la página 3

Matanzo dice que querría ser el concejal de Seguridad en un gobierno del PP

Viene de la página 1

"Me gustaría ser concejal de Seguridad. Es de lo que sé y para lo que valgo". Ángel Matanzo se sinceró ayer sobre sus deseos políticos aunque se mostró siempre respetuoso con las directrices de su partido: "Porque si me dicen que me vaya a casa, yo me voy". Matanzo cree, no obstante, que su oportunidad como responsable de la Policía Municipal no llegará antes de que el Partido Popular gobierne en solitario en caso de ganar las próximas elecciones.

Matanzo considera que con su gestión está garantizando buen número de votos para sus filas políticas. "A los vecinos les preocupa el problema de inseguridad y quieren poder dormir por las noches. Y yo siempre estoy ahí. Me han llegado a llamar a las dos, a las seis de la mañana. ¿Dónde están otros cuando se les llama?", pregunta. El actual concejal de Seguridad, el centrista Fernando Bocanegra, por si acaso la cuestión iba con él, afirmó ayer que pasó toda la tarde del. sábado en su casa y que no recibió ninguna llamada.

El primer teniente de alcalde, José María Álvarez del Manzano, pensaba ayer que Matanzo había presentado la dimisión porque creía que no estaba respaldado por el equipo de gobierno, informa Francisco Peregil. "Tiene nuestro apoyo, por eso no le hemos aceptado la dimisión", explicó.

Pero Matanzo no cree que le falte apoyo, ni de su partido, ni de los vecinos, ni de los comerciantes de la zona. Su presencia en una lista electoral, asegura, es una garantía. "Seguro que a los socialistas les gustaría que no me incluyeran", afirma. Los vecinos y comerciantes le brindaron ayer su adhesión. "Han venido a verme para decirme que si me iba hacían una huelga".

Según Matanzo, lo que le impulsó a la renuncia fue "el ver tirado por tierra el trabajo de vanos meses cuando ha habido sábados que se han gastado 700.000 pesetas en horas extras a los agentes", comentó sobre el recorte en la vigilancia de Santa Ana. "El policía", dijo, necesita respaldo político".

La reestructuración del cuerpo emprendida por Bocanegra ha restado competencias sobre seguridad a los presidentes de las juntas. Álvarez del Manzano rechazó ayer la posibilidad de incrementar tales competicias como propone Matanzo. El primer teniente de alcalde reconoció que la reforma de la Policía Municipal tiene defectos que no quiso especificar y habló de concederle "un periodo de prueba".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS