Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La M-30 produce mensualmente 900 toneladas de basura

Seis meses se ha tardado en lavar la cara a la M-30. Las empresas adjudicatarias de la conservación de la vía han tenido que hacer en este tiempo gran parte del trabajo pendiente de 15 años: lavado de 1.436 señales, reparación de más de 16 kilómetros de valla y limpieza y desatasque de alcantarillas. En total se han sacado 900 toneladas de basura al mes.

MÁS INFORMACIÓN

El Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), responsable de la M-30, está satisfecho del cambio de imagen que ha experimentado la vía de circunvalación madrileña. Desde que se puso en marcha, en noviembre, el plan de conservación, que fue adjudicado a una unión temporal de empresas por 483 millones de pesetas, en la M-30 no se crean charcos como lagunas cuando llueve.Las adjudicatorias se encontraron un estado de conservación deficiente. Las alcantarillas estaban atrancadas por la gran cantidad de basura, especialmente colillas de cigarrillos, que iban a parar a sus entrañas desde la ventanilla de los coches. Las señales, ennegreciadas tras 15 años de soportar uno de los tráficos más intensos de Madrid, han tenido que ser limpiadas con agua a presión y a 80 grados de temperatura y detergente.

Colchones y frigoríficos

Desde el inicio del servicio de conservación se han retirado 5.500 toneladas de residuos de todo tipo de los márgenes de la calzada. "Cada dos días recogemos un colchón y cada semana un frigorífico", explica Pedro García Relaño responsable de explotación del servicio de mantenimiento.Diariamente se limpian cinco kilómetros con máquinas barredoras -de pequeñas dimensiones, para que puedan circular por el arcén sin perturbar la circulación- y otros dos kilómetros más sufren una limpieza intensiva en la que se pueden obtener 40 toneladas de basura.

Las 50 personas y 12 vehículos que se encargan del mantenimiento de la M-30 se ocupan, además, de reparar los 130 metros de valla de seguridad que, como media, se destrozan cada día. Desde noviembre se han reparado más de 16 kilómetros de barreras.

"Después de los primeros seis meses de trabajo ya nos hemos puesto al día y podemos empezar a realizar otras labores como el cuidado del firme", explicó García Relaño. Durante julio y agosto se realizará una campaña de asfaltado que incluye la reforma del pavimento del puente sobre la avenida de la Albufera.

El MOPU ha ampliado este tipo de servicio de mantenimiento a los primeros kilómetros de las carreteras N-VI, NII y N-IV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 1990

Más información

  • Cada día se destrozan 130 metros de valla en la circunvalación