Una estructura civil regirá la Marina Mercante en vez de la actual de Defensa

El proyecto de Ley de Ordenación de la Marina Mercante establece la creación de una estructura periférica civil en detrimento de las competencias del Ministerio de Defensa. El texto, que el viernes será presentado por José Barrionuevo, ministro de Transportes, incorpora fuertes sanciones para proteger el medio marino de la contaminación."La especialización que demanda la moderna complejidad técnica del tráfico marítimo civil aconseja deslindar claramente las competencias de la Marina civil y de la Marina de Guerra con sujección al ordenamiento constitucional", señala la exposición de motivos del proyecto de ley, al que ha tenido acceso este periódico. Rafael Lobeto, director general de la Marina Mercante, manifestó ayer que con el futuro texto normativo "se clarifica el modelo de relación marítima entre las administraciones civil y militar". Lobeto negó que en ningún momento haya habido un enfrentamiento con el Ministerio de Defensa o con el Cuartel General de la Armada, pese a que el proyecto de ley reduce las competencias de Defensa en la materia.

Así, las competencias de las Comandancias de Marina, que antes actuaban como delegadas de la Dirección de la Marina Mercante, quedan reducidas a su aspecto militar. Para cubrir el vacio, la ley crea una estructura administrativa civil, cuya principal novedad es la aparición de la figura de las Capitanías ole Puerto, "que existirán en todas las provincias y distritos marítimos". En el plazo de un año, el Gobierno deberá reglamentar el número de provincias y distritos rriarítimos. "Bajo la dirección de cada capitán de Puerto se crea una Junta Local de Navegación que actuará como órgano colegiado de apoyo, consulta y participación", añade la ley, en la que estarán representadas las administraciones públicas, las organizaciones empresariales y sindicales.

Nuevos cuerpos

Para dotar humanamente a esta nueva estructura, el texto de la ley crea tres cuerpos especiales: el Facultativo de Marina Civil, el deTécnicos de Ayudantes de Marina Civil y el de Celadores Marítimos de Puertos. Las previsiones iniciales de la Dirección de la Marina Mercante estiman en 800 plazas las necesarias para atender la nueva administración periférica civil. La futura ley crea también el Consejo Superior de la Marina Mercante, encargado de programar, coordinar y conocer las disposiciones del sector.Otra novedad es el capítulo de sanciones, cuyas multas se verán incrementadas hasta los 50 millones de pesetas. Son consideradas faltas muy graves el emprender la navegación sin que el buque reuna las debidas condiciones de navegabilidad o el incumplimiento sobre reconocimientos del buque.

También son consideradas faltas muy graves y multadas desde 5 a 50 millones "la evacuación deliberada de desechos", "la contaminación del medio marino" o la "evacuación intencionada o gravemente negligente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50