Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica en tomo al ballet de Béjart en Egipto

El escenario de 6.000 metros cuadrados y más de 2.000 plazas construido frente a las pirámides, comenzó a ser desmantelado ayer tras la suspensión, el día anterior, del estreno mundial de la Suite Pyramide, la última creación del coreógrafo Maurice Béjart. El Teatro de la ópera de El Cairo vio anoche a los 60 bailarines del Béjart Ballet Lausanne, en una actuación deslucida por la falta de espacio."Ha sido una catástrofe", declaró ayer a este periódico Munira Jabachi, representante de Ittatours, la agencia encargada de la venta de entradas. "Ya hemos comenzado la devolución del importe, y a cambiar localidades por pases para la Ópera, aunque todavía no sabemos que hacer con toda la gente que ha venido en viajes organizados, con la exclusiva intención de ver el ballet en las pirámides", añadió Jabachi.

El ballet realizará seis actuaciones a lo largo de toda la semana, con unos precios populares, en contrapunto a las exageradas cifras que ya se habían pagado de antemano, hasta 300 libras egipcias (unas 12.000 pesetas).

Nada se ha dicho todavía de los 200.000 dólares que ha costado levantar el escenario del desierto de Guisa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 1990