Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de vecinos de Retiro se encierra en el cuartel de Daoiz y Velarde

Una veintena de vecinos del distrito de Retiro se encerraron en los edificios del antiguo cuartel de Daoiz y Velarde, en la avenida de la Ciudad de Barcelona, desde las once de la noche del viernes hasta primeras horas de la tarde de ayer, en protesta por "la demolición ilegal" de algunas dependencias de este cuartel. La ocupación terminó al presentarse el concejal del distrito y prometer por escrito la concertación de una entrevista con el alcalde de Madrid.

Varios miembros del Comité Anti-OTAN de Retiro y de la asociación Kolectivo Adelfas Joven decidieron ocupar los cuarteles para denunciar las irregularidades que han rodeado la demolición, hace ya dos meses, de "unos edificios catalogados como protegidos por la Comunidad de Madrid por su valor histórico artístico, porque algunas naves fueron diseñadas por Eiffel", según declararon los ocupantes. También exigen una aclaración municipal respecto al futuro de los terrenos, que ellos reclaman para una mejora de las necesidades del barrio y "no para la especulación".El encierro terminó cuando el concejal de la Junta Municipal de Retiro, Gabriel Astudillo, se presentó "a la hora de comer" frente a la puerta de los cuarteles "con argumentos contundentes", según declaró Julio Rodríguez, del Comité Anti-OTAN. "Vimos que venía con tres coches de la Policía Municipal y decidimos poner el candado a la puerta", explicó.

Compromiso escrito

Después de unos minutos de "tenso diálogo", los ocupantes accedieron a salir, tras obtener un compromiso por escrito de Astudillo para conseguir una entrevista del alcalde, Agustín Rodríguez Sahagún, con los jóvenes del distrito de Retiro "para aclarar la situación de los cuarteles de la avenida de la Ciudad de Barcelona". "Le hemos dado una semana de plazo", advirtió Rodríguez, "o volveremos a encerrarnos".Los ocupantes piden para estos solares "una casa de cultura, un polideportivo, o, en caso de que se edifiquen viviendas, que éstas sean de protección oficial", siempre teniendo en cuenta "la opinión de los vecinos", aseguró.

También han denunciado la falta de acuerdo entre los distintos grupos políticos sobre el destino que se debe dar a los restantes 25.000 metros cuadrados que quedarían para uso público. "En la comunidad autónoma, todos los grupos están de acuerdo en que ese espacio se destine a los estudios centrales de Telemadrid; en el Ayuntamiento, el Partido Popular proyecta instalar las oficinas de la Junta Municipal de Retiro y una parroquia, y el PSOE ha propuesto que se instale allí la Universidad Carlos III", declararon.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1990

Más información

  • El concejal del distrito promete una entrevista con el alcalde