Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPERCUSIONES DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL P.P.

Dirigentes del PP planeaban negocios para obtener 2.000 millones de pesetas en comisiones

Las diligencias judiciales abiertas por el llamado caso Naseiro han puesto de manifiesto que la negociación de comisiones para la financiación del Partido Popular alcanzaba los campos más diversos de la actividad económica, y no sólo la clásica adjudicación de obras públicas. En el sumario se mencionan más de 40 operaciones de distinta naturaleza económica como instrumentos para obtener recursos. En total, las 10 operaciones de las que hay detalles implicaban comisiones por un valor aproximado de 2.000 millones de pesetas, según las cifras mencionadas por las personas a las que escuchaba la policía. La variedad de los negocios y el peso político de los protagonistas de este asunto apuntan a un sistema de financiación, más que a simples casos aislados.

En ocasiones se menciona sólo la comisión; en otros, la cuantía global de la operación en juego, y en la mayoría sólo existen alusiones genéricas a negocios de naturaleza no especificada. La información contenida en el sumario es insuficiente para cuantificar con certeza el volumen total de los negocios, si bien cabe apuntar cifras de decenas de millones de pesetas.Una operación importante es la adjudicación del contrato de limpieza del Ayuntamiento de Alicante, que en las primeras conversaciones grabadas se cifraba en 10.000 millones. Posteriormente, el tesorero del PP, Rosendo Naseiro, dice que se acerca a 20.000 millones y da instrucciones a la portavoz popular, María Isabel Díaz de la Lastra para que negocie con Dragados y Construcciones, que después no obtuvo la concesión.

Este negocio iba a proporcionar comisiones por un valor total de 300 millones de pesetas, de los cuales el PP esperaba obtener entre 7 5 y 100. La mayor parte de esa comisión, presumiblemente, habría ido a manos del PSOE, fuerza principal -aunque no mayoritaria- en ese Ayuntamiento.

Dos grandes negocios

Pero existen otras dos operaciones muy importantes mencionadas en el sumario. Son las relativas a la promoción de solares industriales y a la creación de centros comerciales.

En el caso de los solares industriales, Ángel Sanchis, el antiguo responsable de finanzas y, actual diputado del PP, pide al concejal del Ayuntamiento de Valencia y coordinador de las finanzas de los municipios del PP en la Comunidad Valenciana, Salvador Palop, que investigué las necesidades de solares industriales en Castellón de la Plana, Valencia y Alicante. Sanchis le propone la compra previa de terrenos en las zonas en las que Posteriormente se acordará la instalación de los polígonos industriales. Sanchis asegura que cuenta con la financiación de algunos bancos y se plantea la obtención "de 800 a l.000" por esta operación. Se debe entender que se trata de 800 a 1.000 millones de pesetas: ellos mismos reconocen que "el asunto es importante; no estamos hablando de calderilla".

La otra operación grande es la instalación de un centro comercial de 32.000 metros cuadrados en la playa de Alicante, que despierta las máximas expectativas de Salvador Palop: "Ahí hay una animalada, ahí nos salimos por las nubes, macho", según le dice a Javier Domínguez, ex arquitecto municipal de Cullera.

Las otras operaciones que aparecen en las conversaciones con mayor precisión son las de un edificio en Cullera (se discute la forma de repartir 50 millones de comisión); el campo de fútbol de Cullera (100 millones de comisiones); la promoción de urinarios de una empresa de Sanchis en Toledo, Santander, Barcelona (500.000 pesetas de comisión por cada unidad instalada); mantenimiento de dependencias municipales (100 millones); adjudicación de luminosos, que se disputan las empresas Bacer, Imex, Sice y Urbaluz, y en la que se negocian 100 millones de comisiones por el procedimiento de pedirles dinero a todas; una adjudicación en Benidorm, 20 millones de comisión, y una operación no especificada, mencionada por Palop al vicesecretario del PP Arturo Moreno, de 50 millones, con la esperanza de elevar la cifra aún más. "Joder qué bien" exclama el alto cargo del PP, que añade: "Todo parece que va estupendamente, no?".

Diversidad de operaciones

Además se habla de una "operacioncita", relacionada con la sociedad de aparcamientos SAVE, en la que se barajan cifras globales por valor de 1.000 millones de pesetas, pero no se sabe cuál es la comisión; y la OPA con una sociedad controlada por un banco -"qué corrupción hay en ese banco, macho"- y que supone "comprar duros a dos pesetas y media", y que asciende a 1.500 millones de pesetas.

Entre las operaciones concretas también se cita la adjudicación de una licencia de construcción frente la iglesia de San Agustín, en Valencia, por la que la alcaldesa socialista, Clementina Ródenas, habría percibido 20 millones destinados al PSOE, que habrían sido negociados previamente por el concejal socialista Joan Ballester; todo ello según la versión del concejal popular Salvador Palop.

También se menciona la consecución de 300 millones de pesetas para las elecciones municipales en Galicia. Naseiro expresa su inquietud por el hecho de que esta financiación fuera negociada directamente por Manuel Fraga con empresas -teme que al patrón le hagan "una chapuza"-, al margen de la tesorería central.

Existen otras operaciones sin cuantificar, como las relacionadas con Invalesa, el by pass de Valencia, concesión de licencias diversas, negocios con el Plan Recta, planes en Mercadona, Ondara, Torrevieja, Expo 92 (en Sevilla), zona ajardinada en el río Turia (en Valencia) y la obtención de programas del Inem.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1990

Más información

  • Más de 40 operaciones mencionadas por los presuntos implicados en las diligencias del 'caso Naseiro'