Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno rumano, molesto por la retirada del embajador de Estados Unidos

El primer ministro rumano, Petre Roman, declaró ayer que la medida de Washington de retirar de Bucarest a su embajador era "contradictoria",y fuentes diplomáticas en la capital rumana señalaron que la medida había ocasionado malestar en el Gobierno presidido por Ion Iliescu, candidato del Frente de Salvación Nacional (FSN) a las elecciones del 20 de mayo. Washington llamó a su embajador Alan Green para consultas a sólo nueve días de las elecciones generales del 20 de mayo, en protesta por lo que el Departamento de Estado calificó de "preocupación por la intimidación de los candidatos opositores" al FSN gubernamental.Roman informó que mantuve "hace cuatro o cinco días" una. entrevista con Green. Según el primer ministro, la entrevista "se: desarrolló en términos cordiales. La decisión estadounidense está, en contradicción con la conversación que he mantenido con el, embajador", dijo Roman, según informa Reuter.

Inseguridad

La embajada de Estados Unidos; en Bucarest difundió ayer un comunicado en el que además de: mencionarse la falta de seguridad de los candidatos opositores; al FSN, se afirma que Green regresará a Rumania para las elecciones generales. Los observadores diplomáticos consultados; ayer señalaron que la decisión de Washington es una clara presión sobre el Gobierno por la intimidación contra los candidatos opositores del Partido Nacional Campesino (PNC) Ion Ratiu y Radu Campeanu, del Partid0 Nacional Liberal (PNL). Los delegados del PNC abandonaron ayer el Consejo Provisional de Unidad Nacional (CPUN) al rechazar la mayoría una moción para una reunión extraordinaria del organismo antes de las elecciones generales. La sesión extraordinaria debía discutir la situación política y la situación de los opositores que se manifiestan desde hace días en favor de una postergación de las elecciones generales, las primeras libres en el país en 50 años. Los hombres del PNC fueron seguidos por dos, delegados independientes al Parlamento no electo que legisla el periodo de transición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1990