Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEMOGRAFÍA

El número de embarazos en españolas de 30 a 34 años supera por primera vez al de las jóvenes de 20 a 24

Las mujeres españolas se están acostumbrando a retrasar su tiempo destinado a la procreación, de tal manera que en 1985 -último del que se tienen estadísticas- el grupo de mujeres comprendidas entre 30 y 34 años superó por primera vez en la historia en índice de fecundidad al grupo de jóvenes comprendidas entre 20 y 24 años. Éste es uno de los datos contenidos en el estudio que acaba de publicar el Instituto de Demografía, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, sobre La fecundidad en España por grupos de edad (1975-1985).

Margarita Delgado, especialista en demografía y autora del informe, interpreta este dato "por el hecho de que la mujer española se ha ido incorporando cada vez en mayor número y con más intensidad a los mismos trabajos que ejerce el hombre y que, por eso, ha retrasado voluntariamente la etapa en la que intenta tener hijos"."Por otra parte hay que tener en cuenta que las mujeres que están a punto de acceder a los 35 años han retrasado la maternidacl porque también retrasaron durante estos diez años estudiados la edad en la que contrajeron matrimonio", señala la experta.

Los resultados de este estudio reflejan una serie de cambios en los hábitos de vida, especialmente de las mujeres españolas. Los cambios inciden, a su vez, en las variables demográficas. "Lo novedoso reside en que por primera vez desde el primer cuarto de este siglo se invierte la tendencia al rejuvenecimiento del calendario de la fecundidad que se venía observando".

"Antes", dice Margarita Delgado, se tenían los hijos más espaciados en el tiempo. Ahora las mujeres dedican un tiempo cada vez más concentrado a la tarea de reproducción y está claro que retrasan este tiempo. No obstante, el grupo de mujeres comprendido entre los 25 y 29 años se mantiene como el de mayor fecundidad".

Estos datos se situan, según la autora del informe, en el contexto de un acusado descenso de la fecundidad en España -un 46% en los últimos 12 años- que ha hecho que el índice actual de fecundidad se sitúe en 1,4 hijos por mujer. En 1975 el nivel de reproducción era de casi 3 hijos por mujer. Los expertos dicen que para que se pueda producir el nivel de relevo generacional es necesario que la fecundidad alcance al menos un índice de 2,1 hijos por mujer.

El declive de la fecundidad comenzó en España en 1930 Y alcanzó niveles críticos en 1980. A partir de este año, sin embargo, se hizo presente una nueva tendencia consistente en el descenso más agudo de procreación en los intervalos más jóvenes y la mayor importancia cuantitativa de los grupos de mujeres entre 25-29 años y 30-34 años.

En 1985 las tasas específicas de fecundidad se han situado en 18,38 por mil para las jóvenes de 15-19 años; el 73,31 por mil para las jóvenes de 20 a 24 años; el 116,79 por mil para las mujeres comprendidas entre 25 y 29 años; el 74,89 por mil para las que tienen entre 30 y 34 años; el 33,39 por mil para las de 35-39 años; el 9,78 por rnil para las de 40-44 y el 0,92 por mil para las de 45 a 49 años.

Contexto europeo

Dentro del contexto europeo España comenzó la transición descendente de la fecundidad con algunos años de retraso en relación con los países del norte y centro del viejo continente, según señala Margarita Delgado. "En los últimos años los países del norte y del centro de Europa han experimentado un aumento de las tasas de fecundidad en las edades superiores a los 30 años que llega, por regla general, hasta el intervalo 35-39 años y en algún caso excepcional a las mujeres de 40-44 años"., añade.El desplazamiento de la procreación hacia edades maduras en la mujer es una tendencia general de toda España. No obstante, a partir del estudio se pueden entrever algunas diferencias por regiones y comunidades autónomas. "Resalta nítidamente", señala Margarita Delgado, "que la rnitad norte de España es menos fecunda que la mitad sur y la edad en la que se produce la maternidad es más elevada, con la excepción de Asturias y Galicia. La Comunidad Foral de Navarra es la que registra una maternidad más tardía y esto es consecuencia también de la edad a la que se contrae matrimonio.

El estudio La fecundidad en España por grupos de edad 1975-1985 es uno más de los que ha realizado el joven Instituto de Demografía, creado en 1988 en el seno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas con el apoyo de la Comunidad de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 1990